Publicidad

Video: Por la muerte de un perro, un hombre fue atacado con una pistola traumática en Piedecuesta

Un lamentable caso de intolerancia social se presentó en el barrio El Molino de Piedecuesta cuando una discusión por un perro que fue arrollado por un motociclista terminó en una agresión con una pistola traumática.

De acuerdo con testigos, el caso de intolerancia social se registró el pasado domingo 4 de febrero en horas de la noche, en la carrera 16 con calle 13 del barrio El Molino de Piedecuesta, en Santander.

La agresión entre vecinos comenzó cuando un domiciliario, de manera accidental, arrolló a un perro que atravesaba la calle, no alcanzó a ver al animal y lo atropelló. La mascota murió. Una persona que llegó a mediar en la discusión que se desarrolló tras el incidente resultó herida.

La persona que terminó siendo agredida con un arma traumática comentó lo sucedido en el barrio.

“Sin querer el muchacho arrolló al perro y cayó al piso. Ahí están los videos. Ni el perro ni el domiciliario tenían la culpa, lo mató sin querer”, aseguró.

El vecino agredido manifestó que llegó a auxiliar al motociclista, ya que un habitante del barrio y los dueños de la mascota lo estaba agrediendo.

“Yo les dije que no lo insultaran. Yo llegué en mi bicicleta después de hacer deporte y le dije a uno de ellos que no alzara la voz, que no buscara problemas”, expresó.

Después de los improperios, los enfrentamientos pasaron a los golpes. Entre vecinos se agredieron de manera física. Solo que uno de los habitantes de El Molino pasó de los puños y las patadas a atentar contra la vida de uno de sus vecinos.

Sacó un arma traumática y lo empezó a perseguir. La víctima solo le quedó buscar refugio en una tienda.

“La esposa de él le entregó un arma. Primero intentó atentar contra un amigo, pero la pistola se le trabó. Mi amigo salió corriendo y luego se lanzó contra mí. Ahí en la tienda me causó cuatro heridas, los disparos me quemaron”, señaló.

El hombre que fue impactado con la pistola traumática aseguró que las heridas no fueron de gravedad, después de ir a un centro médico, pero reprochó la actitud de su vecino.

“Una persona que ande con un arma debe ser un delincuente. Él no era el dueño del perro. Yo voy a poner la denuncia ante la Fiscalía, me pudo matar a pesar de ser una traumática, no entiendo como expresa amor por los animales, pero atenta contra sus semejantes”, concluyó el ciudadano.

Por su parte, la Policía aseguró que analiza los videos y espera la denuncia formal del afectado. E invitó una vez más a los ciudadanos a resolver las diferencias por medio del diálogo.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,640SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad