fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Investigan dos muertes en hoteles de Bucaramanga

Judicial

Investigan dos muertes en hoteles de Bucaramanga

Dos muertes se registraron en hoteles de Bucaramanga. Las autoridades serán las encargadas se esclarecer los hechos.

La depresión que llevaba a cuestas Henry Niño Neira habría sido evidente para muchos de quienes lo rodeaban. Evadía el mundo, ‘ahogaba’ su tristeza en el alcohol. Pero la noche del martes un paso en falso le ocasionó una caída letal desde un tercer piso.
“Era una persona honesta, amable, amigo de los amigos, buen trabajador. No le hacía daño a nadie. Era noble, un ser humano excelente y no porque se haya ido, porque quienes lo conocimos sabíamos que era muy servicial”, manifestó algunos de sus allegados.
Desde 2016, Niño Neira fue Subdirector Técnico del Instituto de la Juventud el Deporte y la Recreación de Bucaramanga (Inderbu), cargo que ejerció hasta hace un poco más de un mes.

Henry Niño Neira habría caído de la terraza de un hotel. Su muerte se dio de forma instantánea.

Una caída fatal
El lunes habría sido uno de esos días en que antes de irse a descansar por la noche, se habría tomado unos cuantos tragos, al punto que hasta los trabajadores del hotel donde se hospedaba desde hace 3 meses, lo vieron muy ‘mareado’.
Se encontraba en un establecimiento cerca de su ‘hogar temporal’.
Habría sido un buen huésped. Quienes lo atendían le tenían cariño y se preocupaban por él. Esa noche, uno de ellos le sugirió que se fuera para su habitación a descansar: la 202.
Hasta allí lo ayudaron a subir y cuando todos pensaban que dormía, escucharon un estruendo, un golpe seco que retumbó en todos los cuartos.
Hallaron a Henry tirado en el patio central del hotel, boca abajo. Estaba inmóvil, pero todos guardaban la esperanza de que el golpe en la cabeza no fuera grave. Una patrulla atendió el llamado de los trabajadores y de inmediato solicitaron el servicio de paramédicos, pero Henry ya no tenía signos vitales.
El exsubdirector Técnico del Inderbu subió a la terraza, del tercer piso, donde habrían encontrado sus sandalias.
Una de la hipótesis apuntaría a que habría perdido el equilibro por el estado de embriaguez en que se encontraba y se habría caído al patio del hotel.
Otras versiones aseguran que estaría enfrentando problemas económicos y familiares.
Sufría de diabetes y de un oído y ya habría presentado episodios de vértigo, por lo que se no se descartaría que atentara contra su vida; sin embargo serán las autoridades las que establezcan qué pasó.
“Era entregado y ordenado en su labor, era dicharachero. Con tristeza decimos que partió”, fueron algunas de las palabras expresadas por sus excompañeros de trabajo.

Otro caso

A sus 23 años, Sebastián Jesús León, habría decidido ponerle fin a su vida ingiriendo una sustancia química. Su cuerpo fue hallado la noche del lunes en la habitación de un hotel de la calle 31 con carrera 19 del centro de Bucaramanga. Testigos aseguran que habría ingresado, en la tarde con una mujer, que sería su novia, pero tiempo después ella se habría ido.
Pasaron horas hasta que el personal del albergue se dispuso a hacer su recorrido de rutina. Al ver la puerta del cuarto de Sebastián medio abierta, se atrevieron a entrar y lo hallaron acostado en el piso, junto a la cama, pero ya sin respirar. Entre sus pertenencias encontraron la factura de la sustancia química, por lo que se podría tratar de un suicidio. Las autoridades adelantan las investigaciones para esclarecer los hechos y la relación que la mujer tendría con el joven diseñador gráfico.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias