Publicidad

Asesinan a un hombre en Estoraques

Y es que el pasado judicial de Edison Fabián, de 21 años, no lo habría dejado en paz

Con la mano izquierda, Edison Fabián Quintero fue dejando el rastro de su despedida sangrienta, después de que desconocidos lo tirotearan sin cuartel en un callejón del barrio Estoraques.
Anduvo unos cuantos pasos con el cuerpo horadado a plomo, marcando la ruta que lo conduciría a la muerte sobre un pequeño muro que rodea la cancha donde lo acorralaron a mansalva. Se apoyaba quizá tratando de ponerse de pie, pero no lo volvería a hacer jamás.
Y es que el pasado judicial de Edison Fabián, de 21 años, no lo habría dejado en paz. Un posible ajuste de cuentas sería una de las causas por la que lo asesinaron el miércoles en la noche, cerca de la cancha sintética del sector, cuando ‘Pablón’ como era conocido en la zona se encontraba en compañía de alias ‘Chagumorri’ y ‘Polo’.
Los tres, refugiados en un área boscosa, estarían consumiendo estupefacientes. Hacia las 9:30 de la noche los emboscaron en ese trance de alucinación.
El olor penetrante del vicio los consumía, les impregnaba hasta los poros, cuando un hombre llamó la atención de Edison Fabián. Un grito ensordecedor lo sacó de los matorrales y lo dejó expuesto. Fue suficiente para que el asesino, quien lo esperaba a unos cuantos pasos, afinara su puntería.
‘Pablón’ al verlo intentó escapar por aquel callejón, pero no lo logró. Fue un ataque directo, a sangre fría, lleno de ira y odio. No tuvo escapatoria.
Le dispararon con una escopeta recortada calibre 16 por la espalda. Cayó, pero no se rindió. Puso su mano en la pared para levantarse y tratar de huir. Pero su agresor repitió la descarga cuatro veces en la espalda, la cabeza y la nuca. Pocos se salvan de una ofensiva tan cruel.
Mientras el asesino escapaba, los compinches del Quintero intentaron auxiliarlo. Agarrado de manos y pies, buscaron transporte y lo trasladaron a un centro asistencial 10 minutos después. Pero los impactos de una escopeta de perdigones a tan corta distancia son devastadores.

Hay otra versión
Aunque los detalles del ataque son certeros, otra versión surgida en aquel polvorín indica que Edison habría llegado a la cancha. El asesino lo seguía de forma sigilosa y cuando lo tuvo entre las sombras aprovechó para atacarlo.
Edinson tendría antecedentes por hurto, fuga de presos, tráfico de estupefacientes y violencia intrafamiliar.
Al lado de sus huellas, sus hermanos habrían marcado también su recuerdo. Quizá como una sentencia de muerte o una señal de venganza. Ya se sabrá…

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,180SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad