fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Después de tomarse unos tragos, mujer murió al caer de un quinto piso

Colombia

Después de tomarse unos tragos, mujer murió al caer de un quinto piso

Como Yuli Andrea Cortés fue identificada la mujer que falleció al caer de un quinto piso.

Los gritos y el desespero de los residentes del barrio Parques de Bogotá por la caída de una mujer desde el quinto piso de uno de los edificios del conjunto residencial Los Cerezos, en Bosa, la noche del domingo, aún retumban por las calles del vecindario.

“Estábamos recogiendo la mercancía, cuando de un momento a otro empezó el alboroto, que llamaran una ambulancia porque una mujer había caído desde una de las ventanas. La ambulancia llegó, pero ya no había nada por hacer”, contó ayer un vendedor ambulante de la zona.

Q’HUBO pudo conocer, de manera extraoficial, que en la noche del domingo Yuli Andrea Cortés (de 39 años) se encontraba departiendo con unos vecinos. Posteriormente, su hija se encontró con ella y la acompañó a su apartamento para que descansara.

“La señora se encontraba departiendo unos tragos con unos vecinos y la hija luego llegó y la ayudó a subir al apartamento. La dejó acostada sola y salió nuevamente”, contó una fuente anónima.

Al poco tiempo de haber salido de la residencia, cuando el reloj marcaba las 8:50 p. m., los vecinos le informaron a la jovencita que su madre se había lanzado desde la ventana de su apartamento.

Lastimosamente, según contaron algunos residentes del lugar, cuando la ambulancia llegó a la Calle 83 Sur con Carrera 19 los paramédicos informaron que ya no había nada por hacer y Yuli había partido de este mundo.

Tristeza infinita
Nadie sabe la sed con la que el otro vive y juzgar una decisión de estas no le compete a nadie en este mundo. Este medio conoció por una fuente anónima que dentro de las hipótesis que se manejan se encuentra que Yuli había recibido la noticia de que sufría de una enfermedad grave, así que el temor y la angustia que esto le provocaba la llevaron a tomar una decisión irremediable.

Lo cierto es que aunque no se sabe qué llevó a Yuli a este trágico desenlace, su familia y los residentes de este sector sentirán un vacío y un dolor al afrontar su ausencia.
“Ella venía a tomar tinto o aromática, se sabía que tenía hijos y la conocían mucho por este barrio”, finalizó una vendedora informal.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Colombia

Arriba