Publicidad

Le dieron escopolamina, lo llevaron de compras y le vaciaron la tarjeta

Los policías atendieron el llamado del dueño de la tienda y se llevaron la sorpresa de que el hombre era Israel Cárcamo, funcionario de la Embajada Americana, desaparecido hace dos días en Bogotá.

El dueño de una tienda de ropa deportiva en Bogotá, empezó a sospechar sobre el comportamiento de tres personas que ingresaron a comprar a la tienda, lo que lo llevó a alertar a las autoridades.

Un ciudadano estadounidense llevaba más de 24 horas desaparecido y gracias a la alerta de este comerciante las autoridades pudieron dar con su paradero.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el comerciante se aceró a dos agentes que se encontraban realizando labores de patrullaje y les indicó que habían dos mujeres con un extranjero que tenía comportamientos extraños comprando artículos de alto valor en la tienda.

Los policías atendieron el llamado del dueño de la tienda y se llevaron la sorpresa de que el hombre era Israel Cárcamo, de 49 años de edad, funcionario de la Embajada Americana, originario de Estados Unidos y residente de Miami.

Los uniformados de la Policía notaron que el hombre se encontraba desorientado e indefenso y con un lenguaje incoherente, por lo que decidieron llevarlo a un centro médico, en donde se determinó que tenía síndrome confusional y sospecha de intoxicación con intenciones delictivas.

El hombre extranjero había sido reportado como desaparecido 48 horas antes y la investigación arrojó que en el transcurso de ese mismo día, se habían realizado varias compras desde su cuenta en artículos deportivos, zapatos y accesorios, que sumaban más de los dos millones de pesos.

Las dos mujeres, de nacionalidad venezolana fueron capturadas y los menores de edad que las acompañaban fueron dejados a disposición del Icbf.

Al parecer, Israel Cárcamo iba a ser conducido al hotel en donde se hospeda, se presume que, para completar el robo de sus pertenencias, aportó a la investigación una periodista de CityTV. Asimismo, llamó la atención que dentro de las compras no solo hubo gorras, camisetas, zapatos y tenis, sino también víveres. Los menores de edad fueron utilizados para cometer el delito y evitar levantar sospechas, pues querrían hacer parecer que eran una familia.

Finalmente, según El Tiempo, se está verificando si la víctima “es militar de la reserva del Ejército de Estados Unidos, con más de 22 años de experiencia en áreas de despliegue en todo el mundo hasta llegar al rango de sargento primero”.

Hasta el momento en que fue publicado esta información no hay pronunciamiento oficial de la Embajada de Estados Unidos en Colombia a través de su cuenta en X (Twitter) sobre el caso.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad