Publicidad

En un año, tembló más de 14.500 veces en Santander

En el último año, en Santander, se registraron 14576 temblores. La mayoría imperceptibles.

Durante 2020 se registraron 12600 eventos sísmicos en Santander, y en lo que va del 2021, 1976 sismos. En total, tres de estos han tenido una magnitud mayor a 5. ¿Sabe por qué tiembla tanto en la región?

Estos temblores, que son muy recurrentes, han asustado a más de uno. Incluso están quienes no sienten el movimiento de la tierra, pero son conscientes de que en la región tiembla todo el tiempo.

Sin embargo, no todos los temblores reportados por el Observatorio Sismológico del Nororiente Colombiano se han podido sentir, pues por su profundidad no alcanza a repercutir en la superficie.

La explicación a la sismicidad de Colombia se debe a la ubicación de la región, el cual es considerado como un país con alto riesgo sísmico por el Cinturón de fuego del Pacífico.

Este cuenta con tres placas en las que el país está en una ubicación con constante interacción de tres placas tectónicas: la Suramericana, Caribe y la Nazca. Estas, además, provocan la formación y levantamiento de montañas y deformaciones cuando hay presencia de fallas geológicas.

Sin embargo, no todos los temblores reportados por el Observatorio Sismológico del Nororiente Colombiano se han podido sentir, pues por su profundidad no alcanza a repercutir en la superficie.

La explicación a la sismicidad de Colombia se debe a la ubicación de la región, el cual es considerado como un país con alto riesgo sísmico por el Cinturón de fuego del Pacífico.PUBLICIDAD

Este cuenta con tres placas en las que el país está en una ubicación con constante interacción de tres placas tectónicas: la Suramericana, Caribe y la Nazca. Estas, además, provocan la formación y levantamiento de montañas y deformaciones cuando hay presencia de fallas geológicas.

¿Por qué son constantes los temblores en Santander?

En el departamento está el segundo nido sísmico más activo del mundo, lo que provoca que constantemente se den temblores leves en la región.

Santander tiene una alta actividad sísmica por la falla de la cordillera oriental, la falla de Bucaramanga, la de Suárez y la de Boconó. Esta última se encuentra ubicada en Venezuela, por lo que suele afectar ciudades como Cúcuta y Pamplona.

Carlos Lozano, director del Observatorio Sismológico del Nororiente Colombiano de la Universidad de Santander y la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, explica que los sismos que tienen una magnitud superior a cinco son considerados fuertes pues por lo general causan daños estructurales.

Además, la frecuencia de la actividad sísmica depende de su magnitud.

Cuando la magnitud es menor, se producen temblores más seguido, y cuando esta es mayor, hay menos sismos. Esto explica el por qué no se ha dado un temblor igual de fuerte al ocurrido el 10 de marzo de 2015. Actualmente los sismos son leves y no han provocado mayor riesgo ni afectaciones.

Lozano agrega que existen sismos superficiales que se producen en los primeros 30 kilómetros de profundidad, por lo que estos tienen mayor probabilidad de provocar daños materiales en las edificaciones. En la región suelen darse, en promedio, movimientos telúricos con una profundidad de 150 km.

Ante este alto riesgo sísmico en el departamento, las construcciones deben cumplir el Reglamento Colombiano de Construcción Sismo Resistente, el cual se encarga de regular las condiciones con las que deben contar las edificaciones para que la respuesta estructural sea favorable en el caso en que se dé un sismo.

Como los sismos no se pueden predecir y ocurren en cualquier momento, Lozano recomienda que las personas deben asegurarse de vivir en edificaciones con un sistema de construcción sismorresistente.

Además, de ubicar lugares seguros dentro de las viviendas para protegerse de algún daño. No siempre es recomendable evacuar, por ejemplo, un edificio debido a su altura, pues esto sería riesgoso para las personas que intenten salir de un piso muy alto al primero.

Por ello, lo ideal es fijar objetos como mesas macizas en las que se pueda proteger. Por otro lado, «verificar que los armarios, bibliotecas y hasta televisores se encuentren bien ajustados en las paredes pues estos tienen un alto riesgo de caer sobre las personas si se da un fuerte movimiento telúrico», agrega Lozano.

Recuerde fijar un plan de reacción con su familia cuando ocurra temblor de alta magnitud, al igual que identificar los sitios en los que puede protegerse cuando se encuentre en un lugar público.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,590SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad