Publicidad

Galería: Fuimos a mercar a la plaza de Villabel en Floridablanca

Son 214 puestos que han pasado de generación en generación. Aunque cambien los nombres de los dueños, la calidad se mantiene igual.

La Asociación de Inquilinos de la Plaza de Mercado del Barrio Villabel, ubicada la calle 12 # 12-02, está conformada por 214 puestos que han pasado de generación en generación. Aunque cambien los nombres de los dueños, la calidad se mantiene igual.

Edgar Acevedo es el anfitrión de ‘Steak Home’, la casa donde los cortes de primera y la atención amable están a la orden del día.   FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.

En 1970, los hermanos Robledo Uribe cedieron a la comunidad del barrio Villabel un predio de más de 5.000 metros cuadrados. Década tras década, el legado de las familias que habían crecido entre pasillos llenos de carnes, frutas y vegetales han formado más que un mercado, una comunidad.

Desde las 4:00 de la madrugada, el equipo de ‘Mambo’ ya está preparando los caldos de papa, costilla y pescado que levantan a cualquiera. Además, se encargan de ofrecer un desayuno bien cargado para afrontar el día de trabajo.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
El excelente servicio y la mejor papa amarilla la encuentra en el puesto 109 y 110 de Hermelinda Criollo. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
La cebolla morada o blanca está a buen precio y tamaño en el puesto de Beatriz Villamizar.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
En el puesto de Esperanza Pico se da papaya, pero de la buena. También consigue banano, patilla, naranja y tomate de árbol fresco. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Doris Muñoz es quien le trae la trucha, bagre, bocachico, mariscos y todas las bondades del mar en su pesquera ‘Mi buen gusto’.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Desde Bucaramanga viene sagradamente la clientela de Ana Vargas por las infaltables cebollitas ocañeras encurtidas, con un precio de cinco mil en adelante. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Presas como la pata, las costillas, la oreja y hasta la colita de cerdo se consiguen en el puesto de Custodio Duarte y Fabiana Viloria. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Johanna Chaparro y Karen Herrera, además de hacerlo sentir parte de su familia, le tienen cuanta verdura se pueda imaginar al mejor precio en el puesto bautizado ‘Jireth’. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
¿Quién no conoce a don Campos? Son más de 25 años vendiendo el periódico y los víveres en su ordenado puesto. Comerciantes como Campo Evangelista Cordero son pocos y personas tan agradables como él ya no hay. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Mariana y Andrea Márquez son ‘Los ángeles’ de las ensaladas de frutas, sandwiches y jugos naturales, ideales para la merienda.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Dónde Jacqueline Serrano Moreno puede comprar, además de pollo a muy buen precio, los champiñones frescos y  las papas francesas ya listas para freír.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Desde que nació, Andrés Morales recuerda las jornadas de trabajo en el puesto familiar carnes La Mejor.  FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
Por toda la entrada 9 de la plaza, podrá encontrar la gran oferta de ropa y calzado a cargo de Nubia Pabón, quien lleva 30 años de honrada labor.   FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.
El comerciante más veterano de la plaza es Reinaldo Ramírez, quien cumple 53 años de continuo servicio en su puesto de carne de res. FOTO: FELIPE JAIMES LAGOS.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,110SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad