fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En Girón, hicieron limpieza en el sector de ‘Puente Loco’

Así pasó

En Girón, hicieron limpieza en el sector de ‘Puente Loco’

Las autoridades llevaron a cabo un operativo para desalojar a algunas personas que ya tenían invadida esta zona.

El sector conocido como ‘Puente Loco’ se había convertido en un pequeño Bronx, asegura la comunidad. El consumo de sustancias psicoactivas era permanente. Además de ser un sitio de expendio y servir como refugio para algunos adictos.

Esta semana, la Alcaldía de Girón, de la mano con el Ejército Nacional y la Policía, efectuó un operativo para desalojar a algunas personas que ya tenían invadida esta zona, como si se tratase de una posada.

El sitio ya estaba dotado de colchonetas, armarios y hasta cuerdas para extender la ropa.

Este hecho suscitó un alivio temporal en la comunidad del Poblado, que es la más afectada por este fenómeno, pues este retorno está ubicado en la entrada del barrio.

“Esta situación siempre ha existido, pero ha empeorado notablemente, afectando la tranquilidad de nuestro barrio y su imagen”, resaltó un ciudadano que pidió la reserva de su nombre.

Aunque las autoridades se encargaron de limpiar esta estructura, habitantes del sector insisten en que volverá a ser ocupado por otros habitantes de calle, sino hay una presencia policial más frecuente.

“Lo que más nos preocupan es la llegada de menores de edad a estas zonas. Al pasar, incluso, al mediodía, observamos niños consumiendo bazuco. Es un deterioro de la sociedad que nos asusta”, comentó otro testigo de la situación.

También en los alrededores de la iglesia

El fenómeno de la drogadicción se desbordó en el municipio, a tal punto de llegar a los alrededores de la iglesia del barrio.

“El expendido de estas sustancias no respeta horarios y menos los lugares sagrados. Estamos ante una crisis humanitaria”, señaló una de las fuentes que pidió anonimato.

Si bien este problema está ‘color de hormiga’ en el Poblado, lo cierto es que otros barrios también están viviendo este ‘drama’.

En el Rincón de Girón, el puente que une a este barrio con El Poblado, también está sirviendo de asentamiento humano.

Por otro lado, habitantes del municipio han denunciado que en la Ciudadela Villamil esta problemática también ha empeorado. Para la comunidad, esto está relacionado con el consumo del bazuco. “Los operativos de control de estos espacios son buenos, pero lo que deberían hacer las autoridades es ponerle el ojo a la juventud que se está perdiendo en el microtráfico”, señaló Miguel Lemus Castro.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba