fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Kelvin Andrey, asesinado en Bucaramanga, no estaba solo el día de su muerte

Judicial

Kelvin Andrey, asesinado en Bucaramanga, no estaba solo el día de su muerte

El papá de Kelvin explicó que de los 28 años, su hijo llevaba 18 perdido en el mundo de las calles pese a que muchas veces intentaron que se rehabilitara.

De los 28 días que Kelvin Andrey de la Rosa Morales luchó por su vida en la UCI del Hospital Universitario de Santander, HUS, luego de recibir una puñalada en el corazón, Jesús Chaparro Pérez, su padre, permaneció a su lado día y noche hasta que el COVID lo atacó y tuvo que ausentarse un par de ocasiones.


“Solo fueron como cuatro días. Yo estuve pendiente de él, le llevaba todo lo que me pedían para su atención. Su habitación estaba en el noveno piso, lo tenían en la cama número 64… qué ironía y esos fueron los años que acabé de cumplir”, comentó afligido.


Jésus explicó que de los 28 años, Kelvin llevaba 18 perdido en el mundo de las calles pese a que muchas veces intentaron que se rehabilitara.


“Esa vida de la calle es dura, él estaba durmiendo en la portería de un edificio frente al parque Cristo Rey y un tipo le pegó la puñalada de ‘alegría’. Al tipo lo capturaron pero luego lo soltaron, está libre”.


Tuvo esperanzas de que su hijo se salvaracuando a los quince días de estar hospitalizado abrió los ojos y movió sus manos.


“Le hicieron varias cirugías, mejoró un poco pero luego empeoró. Lo chuzaron en el corazón y eso se le infectó”.
Ahora, el progenitor solo espera que las autoridades puedan hacer las gestiones pertinentes para poder sepultar el cuerpo de Kelvin.


Han pasado seis días y no ha podido hacerlo. Esas es la otra parte de su drama.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias