Publicidad

Identifican cuerpo hallado sin vida en una quebrada cerca del Club Campestre en Floridablanca

Según un familiar, el fallecido acostumbraba a buscar pelotas de golf cerca del Club Campestre para venderlas. Se investiga las causas de su deceso.

Desde el pasado miércoles, los familiares de Leonardo Pico Jiménez, de 26 años de edad, desconocían su paradero después de salir de su vivienda en el barrio Palomitas de Floridablanca, donde residía con su padre, un hombre que labora como empacador de sacos.

Su papá y sus dos hermanos no alertaron a las autoridades ni divulgaron su desaparición en redes sociales porque el joven acostumbraba a salir de casa y volver días después.

“Nosotros lo llamábamos de cariño ‘Maino’. Tenía problemas de drogadicción, estaba desempleado y se iba de la casa por varios días. Por eso no nos extrañó su desaparición”, contó un familiar.

Así hallaron el cuerpo

A las 10:30 de la mañana del viernes 23 de febrero, en la quebrada Zapamanga, cerca del Club Campestre en Cañaveral, un ciudadano que jugaba tenis fue a recoger una pelota que se fue al afluente.

Cuando fue a recuperarla, encontró en medio de la quebrada un cuerpo sin vida. De inmediato dio el reporte a las autoridades y el CTI de la Fiscalía se encargó del levantamiento del cuerpo y las investigaciones pertinentes.

“No hallamos documentos, por eso el cuerpo permanecía sin identificar. No tenía heridas visibles. Era una persona de sexo masculino, en estado de descomposición, que vestía un jean corto de color beige, polo de color negro, tenis y además portaba un bolso estilo canguro color negro”, relató en el informe el CTI.

Sus familiares se enteraron a través de Vanguardia del hallazgo del cadáver. Las características de su ropa y el hecho de que portaba un canguro advirtieron a sus seres queridos que podría tratarse de ‘Maino’.

“El papá se fue para la morgue y lo reconoció. No sabemos las causas de su muerte y esperamos el dictamen forense. Nos dicen que de pronto fue un golpe, que resbaló y se pegó en la cabeza”, manifestó un allegado.

Leonardo acostumbraba ir hasta esa quebrada porque allí van a parar algunas pelotas de golf que son lanzadas por quienes practican este deporte en el Club Campestre de Floridablanca.

“Allá se la pasaba buscando esas pelotas para luego venderlas, pero insistimos en que esperamos los dictámenes forenses. Por ahora adelantaremos el sepelio”, agregó el familiar.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,890SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad