Publicidad

Víctor Hugo Peña se ‘confiesa’

El expedalista habló sobre el presente y el futuro del ciclismo en Colombia.

Mientras Estados Unidos se recuperaba tras el estallido del transbordador espacial Colombia al volver a la tierra, el 9 de julio del 2003 un deportista santandereano marcó la historia del ciclismo latinoamericano tras ganar la contrarreloj por equipos con el US Postal, escuadra liderada en ese entonces por Lance Armstrong.

Ese día, Víctor Hugo Peña se ganó la camiseta que lo identificó como líder del Tour de Francia, convirtiéndose en el primer colombiano en vestirse con la prenda amarilla.

Han pasado veinte años desde esa hazaña deportiva, y con ellos, miles de momentos llenos de adrenalina, felicidad, tristeza y desilusión. Una historia marcada por el ejemplo de su padre, Hugo Peña, quien desde muy pequeño lo motivó a practicar una disciplina deportiva, en este caso la natación.

“Empecé en la natación, pasé 12 años de mi vida nadando. Siempre iba a las carreras de ciclismo por mi papá y al final después de estudiar un semestre en la UIS, terminé practicando ciclismo”, explicó Peña, quien también estuvo involucrado en la disciplina de triathlon.

Entre sus memorias guarda distintos recuerdos, como el día en el que a pesar de ser favorito, no quería correr la última contrarreloj de la Vuelta España del año 2000 y que finalmente, tras ser encontrado por el médico del equipo durmiendo en el camión del equipo, salió a correr y perdió cinco minutos.

“En la última contrarreloj de la Vuelta a España en el año 2000, venía de ganar la crono en el Giro de Italia y era favorito para esa etapa. Yo estaba muy cansado, me quería perder, entonces me salí del bus y me metí en el camión del equipo, porque no quería perder, tenía vergüenza porque no tenía la fuerza para pedalear, entonces decidí esconderme para que no me encontraran; el médico del equipo me despertó yo le decía no puedo salir, no soy capaz y él me dijo que tenía que terminar la temporada, lo hice, salí y perdí cinco minutos, eso era lo que yo no quería asumir”, recordó el ciclista en medio de una corta reflexión.

Con catorce participaciones en Grandes Vueltas, y distintos recorridos en circuitos nacionales e internacionales, “El Tiburón Peña” dio un paso al lado del ciclismo profesional en el 2014, una decisión que no fue fácil y que en muchas ocasiones fue fuente de inseguridades y tristezas.

“Actualmente tengo más puestos que un bus, cuando me retiré del ciclismo me quedé esperando reconocimientos y eso no pasó; nunca vi otra opción de trabajo, solo montar en bicicleta, cuando me desperté tuve que empezar a moverme. Actualmente trabajo en el pódcast de la movida con Lance Armstrong, soy comentarista de ESPN para las Grandes Vueltas, y además soy socio de una franquicia”, relató con una gran sonrisa el ciclista.

Antes de finalizar, el santandereano habló sobre la actualidad del ciclismo colombiano, entre los temas habló acerca de la situación de Nairo Quintana.

“No entiendo qué sucedió con Nairo Quintana, yo creo que es tal vez la prueba más dura de su carrera y solo él sabrá si será capaz de atravesarla; La gente que lo rodea se equivocó, la asesoría como que quiere brillar y lo hacen mal porque el que brilla es Nairo, no les queda más si no, asumir las consecuencias”.

Víctor Hugo, quien ahora desde el lado del periodismo sigue las competencias de ciclismo, agradece haber sido siempre respetuoso con la prensa y reconoce que el deportista sin el periodista no tendría el reconocimiento que puede llegar a tener.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,100SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad