Publicidad

Insólito: habitante de calle fingió su secuestro para extorsionar a la familia por $50 mil

La familia de la supuesta víctima puso el caso en conocimiento del Gaula y tras adelantar las respectivas investigaciones, se descubrió la farsa. El habitante de calle fue enviado a un centro de rehabilitación.

El Gaula de la Policía recibió la semana pasada una denuncia particular. Se trataba de una familia en la Costa Atlántica que pidió a las autoridades ayuda para esclarecer un presunto secuestro que había sufrido un familiar suyo en Medellín.

Todo comenzó cuando la familia recibió una llamada desde la capital antioqueña de un sujeto que manifestó tener retenido al familiar, un hombre en situación de calle. Para liberarlo, les exigió depositar $50.000 pesos.

La familia inmediatamente contactó al Gaula y le entregó los datos suministrados por el supuesto secuestrador. Al seguir la pista, encontraron que el hombre había fingido su secuestro y no le quedó de otra más que confesar que quiso extorsionar a su familia con el irrisorio monto.

Tanto el “autosecuestrado” como su cómplice fueron puestos a disposición de las autoridades, según señaló la Fiscalía. Sin embargo, al no mediar denuncia de la familia, el hombre fue enviado a uno de los centros de atención de habitantes de calle de la ciudad.

Precisamente la problemática de habitantes de calle en Medellín ha aumentado en los últimos seis años, pues aunque históricamente la capital antioqueña fue una ciudad receptora de este tipo de población, factores como la pandemia, la crisis económica y también el auge turístico han incrementado la cantidad de habitantes de calle que llegan a Medellín a buscar subsistir mediante la mendicidad. La cifra estimada es que actualmente la ciudad tiene 8.000 habitantes de calle, un incremento del 150% respecto a 2020.

Uno de los lugares con mayor presencia de esta población es el llamado Bronx, que justamente está empezando a desperdigarse de Cúcuta con Zea, donde se instaló el consumo y el microtráfico desde hace seis años y que ahora, tras una acción judicial que ordena a la Alcaldía a restablecer esta zona, empezó a trasladarse con todas sus problemáticas a otros puntos del Centro como los barrios que bordean la comuna La Candelaria, donde sus habitantes han reportado la presencia de habitantes de calle llegados desde el Bronx y los responsabilizan de aumento en los hurtos, riñas y problemas de basuras.

Justamente uno de los principales retos que tiene la administración de Federico Gutiérrez es recuperar la atención social que brindaba a través de los centros días y otras estrategias de atención primaria y resocialización que se perdieron durante la alcaldía pasada.

El fallo del Bronx es determinante, entre otras cosas, porque por primera vez le ordena a la Alcaldía de Medellín que cualquier medida que tome frente a esta población, como el desmonte de cambuches que ha estado realizando en los últimos días, no puede estar desligada a otras intervenciones de fondo como articulación con el Icbf para atender menores de edad y como la atención integral a estar personas que debe incluir la búsqueda de sus familias y la posibilidad de que ingresen a programas de resocialización.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad