Publicidad

Video | En cámaras de seguridad quedaron registradas las últimas imágenes de la niña asesinada y desmembrada en Cali

Michel Dayana González, de tan solo 15 años de edad, salió de su casa, en Cali, a comprar dulces y desapareció. Tras el reporte de su pérdida, las autoridades hallaron su cuerpo desmembrado y con presuntos indicios de violación.

Según narró en un informe Revista Semana, sigue apareciendo material probatorio que aporta detalles a la investigación del atroz crimen de Michel Dayana González, de tan solo 15 años de edad, quien el pasado 7 de diciembre en plena celebración del día de velitas, salió de su casa con rumbo a la tienda y nunca más regresó.

El último video conocido, corresponde a una de las cámaras de seguridad del barrio donde residía la menor con su papá y en las imágenes se logra ver a la menor con vida, caminando tranquilamente por el sector.

El material que hace parte del expediente con el que las autoridades buscan esclarecer el atroz crimen, muestra a Michel Dayana González, caminando por el barrio San Judas, siendo las 7:43 de la noche del 7 de diciembre.

En el video se pueden ver varias familias quemando su tradicionales velas en los andenes de las casas, y se aprecia a la joven caminar tranquila por el sector bien iluminado, sin embargo pasados algunos minutos, se le ve llegar a las inmediaciones de un taller de mecánica, el mismo lugar donde horas después, apareció su cuerpo desmembrado y con signos de violación.

Las autoridades continúan recolectando pruebas e información para esclarecer lo sucedido.

Datos sobre el crimen

Genaro González, padre de la menor en declaraciones a los medios de comunicación dijo “ese día llegué temprano del trabajo con la idea de compartir con mi pareja y mis hijos”. Sin embargo, la noche tomó un giro inesperado.

De acuerdo con González “yo coloqué $2.000 en el mesón de la cocina y ella los cogió y me dijo: papá, voy a comprarme unos mecatos y vengo rápido para bañarme y salir con ustedes. De allí mi hija nunca volvió, yo la llamaba y no me contestaba. Después apagaron el celular y yo me estresé, salí a buscarla, la busqué toda la noche, pero no la encontré.

Al ver que su hija, que siempre le contestaba el celular, no lo hizo, don Genaro, lleno de angustia, salió a la calle a preguntarle a los vecinos si habían visto a la menor, mostrándoles fotos de ella. Ninguno de ellos recordaba haberla visto; sin embargo, varios le colaboraron mostrándole grabaciones de cámaras de seguridad del sector.

De acuerdo con las imágenes de las cámaras del sector, se ve que la menor fue hasta el supermercado, muy cerca de su casa, y salió del mismo rumbo a su casa, pero en un momento se pierde el registro y jamás pasó por las cámaras que mostraban su vivienda, al parecer habría ingresado al taller donde fue asesinada.

Tras el crimen, Genaro González, padre de la víctima, entre lágrimas y en medio de su dolor contó cómo inició esta pesadilla para su familia. Recordó a su pequeña hija como una niña valiente y sonriente.

«Es un momento muy duro para nuestra familia, se va un ser que apenas estaba comenzando a vivir, a organizar sus ideas, con muchos proyectos. Era una niña alegre, sonriente, conocida como risitas; era muy tierna. No sé por qué un animal le hizo esto», dijo a Caracol Radio, el padre de la menor de edad.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad