fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En solo tres cuadras del centro de Bucaramanga se ubican casi 100 vendedores ambulantes

Foto: Diego Carvajal

Así pasó

En solo tres cuadras del centro de Bucaramanga se ubican casi 100 vendedores ambulantes

Envuelta por diferentes sonidos, aromas indescifrables y el bullicio de la cotidianidad, la calle 34 de Bucaramanga alberga a decenas de vendedores informales que día a día crecen y se expanden en la vía pública de la ciudad.

Invadir el espacio público es una de las infracciones más frecuentes que cometen los bumangueses. Según la comunidad ‘los mal parqueados, los vendedores ambulantes y los piratas’, son los encargados de invadir las calles e incluso, en muchas ocasiones generar constante caos.

El equipo de Q’hubo se dio a la tarea de recorrer la calle 34, en lo que comprende su extensión sobre las carreras 18, 17, 16 y 15 del centro de Bucaramanga. Se logró evidenciar la presencia de 92 comercios ambulantes que en su mayoría se ubican sobre el paso vehicular.

Entre frutas, empanadas, chicles, bebidas refrescantes y batidos para la virilidad se contó un total de 47 puestos que se dedican únicamente a la venta de comestibles. En la segunda posición destacaron 37 puestos de venta de ropa y accesorios para todo público, prosiguió con siete ventas de artículos dedicados a la bioseguridad y prevención del Covid-19, puesto que en su mayoría ofrecían tapabocas, y finalizó con una ‘zorra’ que laboraba con la recolección de cartón del sector.

Teniendo en cuenta el gran impacto económico y la acogida de estos comercios en el día a día de la mayoría de ciudadanos, es importante destacar el descontento y la preocupación que expresan muchos de los bumangueses que laboran formalmente en la zona.

“Me veo muy afectado por los ‘piratas’, ellos se reúnen fuera de mi negocio a las 4:00 de la tarde. Ponen música a todo volumen, consumen sustancias alucinógenas y no permiten el paso de peatones, a mis clientes les da miedo comprar porque el ambiente se vuelve peligroso”, indicó un comerciante del sector.

Este comerciante afirma que la invasión del espacio público siempre ha sido un problema en Bucaramanga. Para su negocio y demás establecimientos vecinos se considera poco beneficiosa la estadía de vendedores en los andenes y en las calles, puesto que imposibilitan el paso peatonal y desmejoran el ambiente de los almacenes.

Bajo esta problemática inició ‘Bucaramanga Mi Espacio’, una campaña en apoyo de la Secretaría del Interior, la Defensoría del Espacio Público, Dirección de Tránsito de Bucaramanga, la Policía, Migración y otros organismos, que trabajan con el objetivo de vincular a los diversos sectores de la población.

“Bucaramanga Mi Espacio es una estrategia que, además de atender zonas como Cabecera y el Centro, también interviene otras comunas con problemas. Vamos a generar conciencia y control para tener espacios ordenados y limpios, ya que vamos a trabajar desde cuatro ejes estratégicos”, informó César Tarazona, coordinador de la Defensoría del Espacio Público del municipio.

Adicional a esto, Tarazona indicó que desde la Dirección de Tránsito de Bucaramanga se adelantan múltiples acciones para apoyar y contrarrestar esta problemática.

En lo que va del 2021 se han realizado 60 intervenciones por parte de la Policía, Migración Colombia y la Secretaría de Salud, en la calle 34.

“En este último trimestre queremos acogernos a la nueva resolución y empezar a hacer más efectivo y específico nuestro actuar”, explicó Tarazona.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias