Publicidad

Darwin Durán cambió la lente de su cámara por un ‘cucharón viajero’ para contar cientos de historias

Del 1 al 3 de marzo el ‘cucharón’ se tomará Diamante II para dar la más sabrosa respuesta a la pregunta: ‘¿A qué sabe el Diamante?

Con una maleta antigua, un cucharón de palo y un delantal como sus compañeros de viaje, Darwin Durán se embarcó en una misión culinaria única. 

“Si tuviera que escoger los ingredientes que definen mi vida serían:la pasión, las historias y la tradición” relata el criado en Tibasosa, Boyacá.

Este apasionado de la comida tradicional, quien durante 20 años se desempeñó como publicista, realizador audiovisual y fotógrafo, decidió cambiar el rumbo de su vida para adentrarse en el mundo de la gastronomía ancestral.

Así es como en abril de 2021, armado con su experiencia en comunicación, Durán zarpó por el cañón para  descubrir los platos más santandereanos y compartir las historias detrás de cada bocado. Su enfoque quiere ir  más allá de la cocina: se centra en los emprendedores gastronómicos, brindándoles visibilidad y destacando su trayectorias.

La plaza: donde comienza la función 

Si este viaje culinario tuviera un primer acto, sin duda sería cuando su padre Eduardo Durán lo paseaba por la plazas de mercado tanto de Boyacá como de ‘la ciudad bonita’. 

“Cada fin de semana lo bonito era recorrer los pasillos coloridos y ver alimentos tan frescos, cosa que ahora no es tan común en las generaciones” recuerda el publicista.

A punta de ajiaco, mute, carne oreada, chicharrón y arepa amarilla, el paladar de quien apenas era un infante, desarrolló amor por unos sabores propios de la tierra ‘donde se trenzan tiples y amores’. 

La mayor preocupación durante el recorrido de su viaje es el olvido, como si fuera una carrera contra el tiempo, revela que la pelea está casi perdida: “Yo crecí con olores y platillos en los que uno se untaba las manos. Sin embargo, ahora las nuevas generaciones ven en alimentos como la hamburguesa aquel deseo de obtener algo inmediato y ‘fácil’ de consumir”.  

El audiovisual: la salvación

La aventura gastronómica de Darwin Durán comenzó en abril de 2021 con la primera historia rodada en la Guajira.

La idea era grabar para redes el origen de los platos que llevan a la mesa los colombianos. Un rumbo que en Netflix ya generaba millones de vistas y dólares con programas como: ‘Todo el mundo a la mesa’ o ‘Street Food’.

A lo largo de casi tres años de trabajo, la mente detrás de ‘El cucharón viajero’ ha emprendido diversos retos como el de visitar y documentar en medios tradicionales y digitales la sazón de las 28 plazas de la capital colombiana.

También llevó su amor por la gastronomía hasta Michoacán, donde degustó los secretos de la ‘gastronomía manita’. “Allá las recetas son patrimonio cultural protegidas por la Unesco. Es un trampolín impresionante que sería un sueño en nuestro país” expresó el ilusionado viajero. 

 Desde entonces, ha recorrido gran parte del norte colombiano, y tres estados en México, cocinando más de 80 historias y promoviendo la riqueza cultural y culinaria de cada región.

Encontró a los maestros del mute

A sus 45 años, Darwin Durán ha viajado por todo Santander degustando y comunicando la magia detrás de cada receta tradicional. /FOTO: SUMINISTRADA.

La primera versión de “Maestros del Mute” resultó ser una experiencia exitosa, del 9 al 12 de junio del 2022 cientos de familias disfrutaron de las recetas de los maestros provenientes de todo el área metropolitana, Lebrija y Barrancabermeja. Con la participación de 21 restaurantes, se vendieron más de 6.000 platos, destacando cifras de ventas que apoyaron la reactivación económica del sector gastronómico. Esta iniciativa no solo promovió la degustación de este plato tradicional a tan solo 20.000 pesos, sino que también generó un impacto positivo en la economía local, brindando apoyo a los negocios participantes y fortaleciendo la identidad cultural.

Las recetas más mágicas de santander

Viajando con el cucharón, Darwin no solo rescata recetas olvidadas, sino que también promueve el orgullo por la comida tradicional de América Latina. En tierras mexicanas conoció a chefs de la talla de Yuni Velásquez, cocinera tradicional de Pátzcuaro, Michoacán y Victoria González, cocinera tradicional de Apatzingán. En Colombia pudo colaborar con la reconocida ‘Mama’ Luz, la cocinera que hizo mundialmente famosa a la Plaza de la Perseverancia. Y así, viajando, comiendo y describiendo Durán ha ido a Vetas, Berlín, Cepitá, El Socorro y más municipios para descubrir la magia detrás de cada plato con el objetivo de esquivar la impopularidad y el olvido. 

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad