Publicidad

Tras la pista de ladrones, evasores y agresores en estaciones de Metrolínea

Se anunciaron acciones inmediatas, con el apoyo de la Fiscalía, la Policía y la Alcaldía de Bucaramanga, para judicializar y castigar a quienes atentan contra la infraestructura y los trabajadores del Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm.

Los frecuentes hurtos y actos de vandalismo cometidos contra las estaciones del sistema, las agresiones contra conductores y auxiliares, y la evasión del pasaje en estaciones hacen parte de los problemas que enfrenta Metrolínea en materia de inseguridad.

Tal y como lo reportó Vanguardia en la presente semana. A través del artículo ‘Habitantes de calle desvalijan lo que queda en estaciones de Metrolínea’, se difundió un video en el cual se observa a un sujeto hurtando piezas metálicas de la Estación La Estancia, localizada sobre la autopista Floridablanca – Piedecuesta, a la altura del estadio de fútbol Álvaro Gómez Hurtado.

El informe también retrató el lamentable estado actual de las estaciones y mini estaciones localizadas a la altura de Cañaveral, en Floridablanca y sobre las carreras 27 y 33, en Bucaramanga. Vidrios, cubiertas y sistemas informativos fueron blanco de la delincuencia y el vandalismo.

La falta de personal de vigilancia en la infraestructura del Sistema Integrado de Transporte Masivo generó desconfianza y sensación de inseguridad en un sector de los usuarios. Algunos paraderos del Sitm frecuentemente también son ocupados por habitantes de calle.

Pondrán en marcha labores de pesquisa

Luego de un consejo de seguridad que se llevó a cabo en pasados días en la capital santandereana, desde Metrolínea y la Alcaldía de Bucaramanga se informó que de manera inmediata se iniciarán tareas para identificar, judicializar y castigar a quienes suelen atentar contra la infraestructura y los trabajadores del Sistema.

En dicho espacio de análisis, en el cual participan autoridades y organismos de investigación como Ejército y Sijín, se discuten y evalúan los problemas más relevantes y apremiantes en materia de seguridad ciudadana.

La situación de inseguridad que sufre Metrolínea fue uno de los temas que se analizó en el más reciente consejo. Finalizado tal espacio, se concluyó y se acordó la articulación de esfuerzos con el apoyo de la Policía y la Fiscalía, con el fin de dar con los responsables e imponer las sanciones según el caso.

De acuerdo con lo informado por Metrolínea, las primeras tareas que se realizarán consisten en aportar material probatorio e información clave para la identificación de los responsables y así lograr su judicialización.

Yolima Espinel Blanco, gerente de Metrolínea, indicó que “la Secretaría del Interior, la Policía y la Fiscalía nos brindarán un apoyo muy importante para garantizar la seguridad, no solo de los usuarios, sino también de los trabajadores de Metrolínea y la infraestructura del sistema”.

La funcionaria dejó en claro que, pese a los problemas financieros y judiciales que afronta la empresa, Metrolínea no descuidará labores ni gestiones relacionadas con el funcionamiento, el mantenimiento y la seguridad en la prestación del servicio de transporte público.

“Entendemos que se trata de un sistema de transporte esencial y estamos trabajando para darle no solamente continuidad al servicio, sino también para garantizar la seguridad tanto de funcionarios como de pasajeros”, afirmó Espinel Blanco.

“Garantizar tranquilidad a los usuarios”

Las estadísticas más recientes del Gobierno Nacional indican que en el primer semestre de 2023 Metrolínea transportó a cerca de 4’985.000 pasajeros.

Es decir, en promedio, diariamente más de 27.000 viajes se realizan a través del Sitm en el área metropolitana de Bucaramanga.

Desde el gobierno de la capital santandereana se informó que se coordinarán acciones con la policía para fortalecer la seguridad en la infraestructura del sistema y así impactar positivamente en la confianza de los usuarios.

El general (r) Manuel Vásquez Prada, secretario del Interior de la Alcaldía de Bucaramanga, informó que se definirán acciones para contrarrestar, además del actuar delictivo, las “alteraciones por hechos contrarios a la convivencia”.

El Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, popularmente conocido como ‘Código de Policía’, sanciona con una multa cercana a $1’237.000 los daños o alteraciones cometidos contra los sistemas de emergencia de los buses del Sitm.

Con el trabajo articulado de las autoridades, se espera que este tipo de actos vandálicos sean castigados de manera efectiva y oportuna.

“Existe un compromiso y una corresponsabilidad desde la Fiscalía, para adelantar investigaciones por hechos que constituyan delito, al igual que por parte de la Policía”, agregó Vásquez Prada.

En la actualidad, la multa por evadir los torniquetes o ingresar sin pagar al Sistema Integrado de Transporte Masivo oscila entre los $154.000 y los $309.000.

Desde Metrolínea también se envió un mensaje de apoyo a los demás gobierno del área metropolitana, para que también brinden su apoyo en el mejoramiento de las acciones de seguridad en estaciones y paraderos del Sitm.

“Hacemos un llamado a los municipios de Floridablanca, Girón y Piedecuesta para que nos acompañen en esta articulación interinstitucional, que permita generar resultados positivos para el sistema, pues se cuenta con material probatorio que será entregado a las autoridades competentes para la formulación de las respectivas denuncias”, indicó Metrolínea.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,300SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad