fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En Floridablanca, este ‘Chente’ murió por las balas

Sin categoría

En Floridablanca, este ‘Chente’ murió por las balas

Familiares y ‘parceros’ de “Chente”- como llamaban a Duván Arvey Duarte Ramírez- confiaban en que se salvaría. Tenía apenas 24 años, un hijo por criar, por ver crecer, pero llevaba once días aferrándose a la vida después de que un proyectil lo impactara en la cabeza.

Ya era un ‘milagro’ que “Chente” resistiera tanto después de esa letal herida. Recibía atención médica en la Clínica Foscal de Floridablanca, en el área metropolitana de la capital de Santander, pero su estado era crítico y no mejoró.

Sus ojos se cerraron para siempre el miércoles a las 10:30 de la noche. Los galenos confirmaron su deceso a las autoridades.

Fue a bala

La celebración de Navidad que había en el barrio Junín de Ocaña, Norte de Santander el 25 de diciembre, se vio sacudida en la madrugada.

A las 2:20 escucharon una ‘balacera’ a pocos kilómetros del santuario Agua de la Virgen.

Cuando los vecinos corrieron a ver qué había ocurrido vieron a Duván en la carretera, parecía muerto. De rodillas a su lado y desconsolado estaba uno de sus ‘compinches’ pidiendo ayuda para su amigo.

Lo levantaron y llevaron a “Chente” hasta el Hospital Emiro Quintero Cañizares de Ocaña. Allí pudieron estabilizarlo, pero necesitaba atención médica especializada por la herida sufrida en la región occipital; por eso lo remitieron a Floridablanca.

¿Cómo lo hirieron?

Aún no se sabe con certeza qué ocurrió en el Junín ese día.

Hay versiones que indican que el crimen contra “Chente” se habría desatado en una riña; otros aseguran que fue por robarlo.

Un joven de 26 años resultó herido con arma blanca en el mismo hecho, pero las autoridades no lo han confirmado.

Lo cierto es que los amigos sabían que “Chente” estaba metido en líos.

“A él le dieron para matarlo. Estuvo en varias peleas callejeras”, contó bajo reserva un amigo de Duván.

La muerte de “Chente” dolió en Aguachica

Duván era oriundo de Aguachica, sur del Cesar, pero residía desde hacía varios años en Ocaña.

Amigos de infancia recordaron que lo llamaban también “Raja Muerto”.

Trabajaba en la funeraria de su mamá.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Sin categoría

Arriba