Publicidad

Esposa de médico que se declaró viudo en app de citas murió envenenada

Connor Bowman, un antiguo médico de la Clínica Mayo en Estados Unidos, es acusado de envenenar a su esposa Betty.

En el centro de una investigación se encuentra Connor Bowman, un exresidente médico de 31 años de la Clínica Mayo. Enfrenta graves acusaciones por el presunto envenenamiento fatal de su esposa, Betty Bowman, una farmacéutica, en agosto de 2023.

Nuevos detalles han surgido tras obtener una orden de registro, que reveló que Connor había buscado términos relacionados con “viudo” en internet incluso antes de la muerte de su esposa. Además, modificó su perfil en una aplicación de citas en línea identificándose como tal.

La relación entre Connor y Betty, ambos profesionales vinculados a la prestigiosa Clínica Mayo, parecía ser compleja. Se especula que tenían un matrimonio abierto que habría comenzado a deteriorarse debido a problemas de infidelidad y desafíos emocionales.

Envenenamiento por colchicina

El uso de colchicina, un medicamento utilizado para tratar la gota pero que en dosis elevadas puede ser letal, como veneno contra Betty, es otro aspecto destacado del caso, según lo informado por la Oficina del Fiscal del Condado de Olmsted, en Minnesota.

La oposición de Connor a una autopsia para Betty, argumentando que su muerte fue natural, contrasta con los testimonios de amigos sobre la verdadera situación del matrimonio y el estado emocional de ambos.

Estudio forense

El análisis toxicológico reveló la presencia de colchicina en el sistema de Betty al día siguiente de su hospitalización, lo que sugiere una posible causa de su muerte por fallo orgánico. Estos hallazgos contradicen las afirmaciones de Connor sobre una enfermedad autoinmune como la causa del fallecimiento.

Mientras Connor se prepara para comparecer nuevamente ante los tribunales el 11 de junio, numerosas incógnitas aún están sin resolver, dejando a la comunidad esperando justicia para Betty Bowman.

Tanto Connor Bowman como su esposa Betty acordaron que deberían ver a otras personas, con la única condición de que fueran abiertos el uno con el otro sobre sus parejas, dijeron la madre y la hermana de Betty a DailyMail.com en una entrevista exclusiva.

“Tenían una relación abierta y ambos estaban de acuerdo con eso”, dijo la hermana menor de Betty, Brianna Stockemer. “Pero fue su mentira”, anotó.

Connor Bowman alertó a su familia después de que su esposa ingresó en el hospital y luego se unió a ellos junto a su cama para ofrecerle consuelo durante sus últimos días, dijo su familia en exclusiva a DailyMail.com.

Bowman, de 30 años, insistió a la familia de Betty en que padecía linfohistiocitosis hemofagocítica (HLH), una enfermedad rara que provoca que sus órganos dejen de funcionar.

La familia nunca había oído hablar de esta afección, pero no pensó en hacer preguntas, a pesar de saber que el matrimonio abierto de la pareja se estaba deteriorando.

“Connor me llamó el primer día y me dijo que estaba en la sala de emergencias, que tenía diarrea y dolores de estómago”, afirmó su madre Nancy Sponsel, de 64 años, a DailyMail.com. “Fue entonces cuando escuché por primera vez que algo estaba pasando. Él dijo todo el tiempo: ‘es el HLH’.

“Betty estaba muy sana y no tenía ningún problema médico”, añadió. “Confiábamos en él”, lamentó Sponsel.

Los investigadores alegan que Bowman, un especialista en control de intoxicaciones, deslizó una dosis fatal de colchicina, un medicamento para la gota, en el batido de su esposa.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,150SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad