fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Santandereana se mató en un accidente de tránsito en México

Judicial

Santandereana se mató en un accidente de tránsito en México

Su familia está desolada y desde el mismo instante que conoció la noticia comenzó la dolorosa labor de repatriar el cuerpo.

El sueño de Geraldine Estafani Mantilla Navarro, de ser una abogada exitosa, se desvaneció el 1 octubre muy lejos de su tierra natal. Murió en un accidente de tránsito de tránsito ocurrido en México.

Iba como parrillera en una motocicleta que chocó contra la parte trasera de un camión que se encontraba estacionado sobre la avenida Churubusco- Coyoacán.

Su familia está desolada y desde el mismo instante que conoció la noticia comenzó la dolorosa labor de repatriar el cuerpo; sin embargo, no cuentan con los recursos suficientes para cumplir con este trámite legal.

Son casi 17 millones de pesos los que deben pagar para traer de vuelta a Geraldine y despedirla como debe ser: con amor, al lado de sus seres queridos.

Para lograrlo han acudido a la colaboración de la ciudadanía y aunque la respuesta ha sido positiva, aún les hace falta un poco de dinero para completar la cifra.

Su prima Karen Blanco Mantilla también emprendió una campaña para recolectar dinero para la realización de las honras fúnebres.

Las personas que quieran contribuir con esta familia y ayudarlos a vivir su duelo con tranquilidad pueden hacerlo a través de la cuenta de ahorros Bancolombia 796-140363-41, a nombre de Ruth Mantilla. También se habilitó una cuenta en Nequi, en donde también se reciben ayudas. El número es 3102655024.

Llegó la fatalidad

Geraldine salió con un amigo en una motocicleta a hacer unas compras para la casa.

En el recorrido, el conductor de la máquina, que según las autoridades mexicanas, iba con exceso de velocidad, no alcanzó a frenar y chocó de frente contra un camión que permanecía estacionado.

Sin embargo, un testigo habría asegurado que una camioneta blanca habría golpeado la moto donde iban Geraldine y Diego Alejandro Londoño y los habría mandado directo contra la carrocería del camión.

Sea cual sea la causa, lo cierto fue que la joven de 19 años sufrió un trauma craneoencefálico que le costó la vida. Llevaba 3 años viviendo en México, donde cursaba tercer semestre de Derecho.

Viajó para acompañar a su mamá, quien llevaba radicada allá 13 años. Cuando ocurrió la tragedia la mamá estaba en Bucaramanga desde hacía un año, porque la pandemia no la dejó regresar. Lo hizo recientemente para adelantar los trámites de repatriación del cadáver de Geraldine.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias