fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En Bucaramanga, al ‘Loco Jácome’ le sobró ‘Fortaleza’

Judicial

En Bucaramanga, al ‘Loco Jácome’ le sobró ‘Fortaleza’

Jorge Sebastián Uribe Jácome, el ‘Loco Jácome’, sin duda será una leyenda en la Fortaleza del Sur del Atlético Bucaramanga. Murió en una discoteca de Campohermoso.

Jorge Sebastián Uribe Jácome, de 22 años, reconocido como el ‘Loco Jácome’, sin duda será una leyenda en la Fortaleza del Sur del Atlético Bucaramanga.

Tenía muchos sueños por cumplir aún. Con un ‘golpe’ de suerte se hizo reconocido después de ser protagonista del documental “Fortaleza”, del productor santandereano Andrés Felipe Torres Montanguth que se estrenó en enero del año pasado.


Pero el domingo en la noche se supo que el rumbo de su historia cambió cuando desde un bar del barrio Campohermoso llamaron a la Policía para reportar que se había pegado un tiro en la cabeza.

¿Quién era el “Loco Jácome”?
La historia de Sebastián comenzó a los 12 años, en ‘La Mulera’, el parche de la Fortaleza Leoparda Sur en barrio Alto, sector de La Cumbre, en Floridablanca.


Su primo ‘Jeank’ quien era como su segundo papá, le heredó la ‘fiebre amarilla’.


Cuando murió ‘Jeank’ “Loco Jacome” iba al cementerio a cantarle, a enseñarle el trapo de su equipo y pedirle que lo bendijera en la carretera.


¡Este año ascendemos! Ganes o pierdas, a todos lados ”, así inicia el documental sobre la travesía de él y otros dos ‘parceros’ hacia Popayán para ver uno de los partidos que le devolvería al Atlético Bucaramanga la clasificación en la primera división del fútbol colombiano.


Montados de camión en camión, desafiaban todo riesgo para llegar a su destino.
“Somos la barra más fiel, la que no come títulos y que a pesar de no tener ninguna estrella nunca abandona. Sobre todo nosotros los guerreros, los que viajamos a todas las canchas, donde sea que juegue el equipo”, decía “Loco Jacome”.


Era uno más de la “peste”- como les dicen los barristas a quienes se dedican al ‘muleo’- pero se convirtió en el rostro de miles de jóvenes que viven en las calles, que no tienen oportunidades, que se la rebuscan.


Por eso, con la “fama” que alcanzó, también aparecieron las envidias. En el barrio empezaron a denigrar de él, ya no lo tenían en cuenta para actividades y producciones sobre los hinchas de Barrio Alto.


“Eso lo tenía frustrado, decía que lo miraban con desprecio pero también estaba entusiasmado. Con lo que recibió por la película quería comprar una motocicleta, cambiar su estilo de vida”.


Después de la producción de “Fortaleza” entabló una relación muy cercana con Andrés, el productor. Incluso trabajaban para que participara de una serie que sería producida en noviembre.


“Hablé con él hasta ayer (domingo), incluso iba a venir a Bogotá para ver la proyección de la película en un importante evento”, contó Andrés. Ya no, jamás…

¿Jugó la Ruleta Rusa?

El rato que compartía Sebastián con sus amigos, bailando y tomando en un establecimiento nocturno en la calle 45 #10W-04, en Campohermoso, se convirtió en caos cuando al parecer, decidió sacar un revólver y apuntarse a su cabeza.


Aunque lo llevaron rápido en una patrulla de la Policía al Hospital Universitario de Santander, HUS, el “Loco Jácome” falleció.


El funesto hecho habría ocurrido en desarrollo de un juego letal conocido como la ruleta rusa, pero las autoridades no han confirmado que haya sido así. Su familia, inundada de dolor, espera que se aclare lo sucedido.

Un guerrero inolvidable

Así es como recordarán sus compinches a Sebastián, por su afición al equipo y el amor por su barrio y su gente.
“La Cumbre, es el mejor barrio y Bucaramanga la mejor ciudad del mundo. Aquí nací y aquí me muero. Los niños, la cancha, la torre de agua, la cumbia, la barra, eso es para mí Barrio Alto”, dijo “Loco Jacome” en “Fortaleza”. Sin duda su historia hizo alusión al mensaje del documental: La camiseta es un viaje.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias