fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Encontraron el cuerpo de barramejo desaparecido en Puerto Berrío

Un ciudadano reportó el cuerpo flotando en el río Magdalena en el corregimiento de San Rafael de Chucurí./Foto: Suministrada.

Judicial

Encontraron el cuerpo de barramejo desaparecido en Puerto Berrío

Anderson Andrés Arévalo estaba en Puerto Berrío trabajando como conductor.

La luz de esperanza que tenían los familiares de Anderson Andrés Arévalo Martínez por encontrarlo sano y salvo,  se ahogó en un profundo dolor. Ayer en la tarde, las autoridades informaron el hallazgo de un cuerpo flotando sobre el río Magdalena. Era él,  el barranqueño que llevaba cinco días desaparecido.

Arévalo residía en el barrio Minas del Paraíso en Barranca pero estaba en Puerto Berrío trabajando como conductor de un carro tanque en un proyecto vial. Lo último que se supo de su paradero es que la noche del sábado 6 de febrero estuvo en un bar del pueblo con su padre y un amigo.

¿Qué ocurrió?

Yessika Navas, esposa del ahora occiso, manifestó que tres horas antes de desaparecer, Anderson había retirado $300 mil de su cuenta bancaria, y desde entonces no se habían registrado más transacciones.

“El papá de Andrés se fue a las 10:00 de la noche y se quedó con un amigo con quien luego se fueron para otro lugar a tomar cervezas, pero se tuvo que ir porque la esposa lo llamó y él se quedó solo.

“Vimos en las cámaras de seguridad que al rato salió Andrés, hizo una llamada y pidió indicaciones a una señora. Desde ahí no supimos que más pasaría”, relató.

El Río Magdalena les envió el dolor

El cadáver de Anderson, 30 años, fue hallado a la altura del corregimiento San Rafael de Chucurí.

Un ciudadano alertó a las autoridades y unidades criminalísticas del CTI de la Fiscalía acudieron a hacer el levantamiento.

Allí, unos amigos del desaparecido confirmaron que de acuerdo con un tatuaje y las prendas de vestir que llevaba,  se trataba de Arévalo.

Posteriormente fue traslado hacia hacia Barrancabermeja donde sus familiares lo identificaron.

En el Puerto Petrolero alguien les avisó a los familiares que vieron a una persona con similares características a las del Anderson, deambulando por las calles del Centro del pueblo. Su familia tenía fe en que lo encontrarían pronto.

“Era un buen hermano, un buen hijo, no se metía con nadie.

“Pensamos que quizá lo habían drogado para robarlo y por eso estaba perdido por las calles, pero lo encontraron con la argolla de matrimonio y su teléfono.

Carlos Eduardo Arévalo, hermano de la víctima.

“No sabemos que pasó, ese pueblo es muy caliente”, dijo Carlos Eduardo Arévalo, hermano Anderson. Pero él había ido a trabajar.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba