Publicidad

Con escopolamina, les robaron $20 millones mientras estaban de rumba en la ‘Zona Rosa’ de Bucaramanga

La denuncia fue interpuesta por las víctimas, quienes fueron despojados de dinero y elementos personales luego de ser drogados con escopolamina. Ocurrió en Bucaramanga, tras una noche de rumba en el sector de Zona Rosa.

Lo que comenzó con el compartir de un rato ameno entre cuatro amigos terminó muy mal. Estas personas fueron víctimas posiblemente de la escopolamina u otra sustancia que los doblegó y los dejó a merced de los delincuentes.

Este hecho, que ya fue puesto mediante denuncia penal en conocimiento de la Fiscalía, ocurrió entre la noche del primero y la madrugada del 2 de marzo pasado, cuando las cuatro víctimas, con edades de entre los 33 a los 42 años, llegaron a departir en una discoteca del sector de Zona Rosa de Bucaramanga.

Uno de los afectados aseguró que desde el primer momento en que llegaron fueron ‘fichados’ por uno de los delincuentes.

“Nos bajamos del carro e íbamos a entrar cuando un tipo se nos acercó. Nos dijo que dónde podía encontrar una discoteca más crossover, buscándonos conversación. Le dijimos que en Cuadra Play, pero dijo que mejor se quedaba aquí”, señaló la víctima de 40 años, quien prefirió la reserva de su identidad.

Al interior del establecimiento, esta misma persona se encontraba con otro sujeto y durante la noche ellos buscaron la forma de acercárseles ofreciéndo trago.

Pese a las negativas iniciales del grupo de amigos, al final cedieron y dejaron que se sumaran al festejo.

“Se acercó a nosotros con el litro de aguardiente. Tomé yo y otro amigo, nos supo muy normal. Uno de ellos nos decía que eran militares, que venían de Manizales y que iban a montar un negocio de calzado aquí”, añadió.

Poco a poco fueron ganándose la confianza del grupo e incluso hicieron la recolecta entre todos para comprar más licor.

“Dije que reunieran y pagaba con tarjeta, porque no llevaba efectivo. Él me dio el dinero y me fui hasta la caja. Pasé dos tarjetas de crédito y no la aceptaron, por lo que entonces con la tarjeta débito. Estando allí siento que uno de estos tipo está a mi lado y me dice que yo soy el de la plata, creí que era molestando, pero ahora sé que en ese momento me marcó”, contó.

Justo cuando se empezaban a tomar el segundo litro, uno de los delincuentes les ofreció una bebida energizante que llevaban. Ellos creen que ahí les empezaron a suministrar la escopolamina.

“Yo tomé y siento de una un sabor a medicina, a remedio o pastilla partida. Empiezo a tener lapsos de memoria. Un amigo, que no estaba tomando aguardiente, también ingirió y se empezó a sentir como si estuviera borracho, cuando no había tomado nada de licor” dio a conocer el damnificado.

Al momento que cerraron el establecimiento, ya sintiéndose muy atontados, el grupo de amigos deciden irse del lugar y se montaron en un carro en compañía de los dos delincuentes.

Lo que pasó después de ahí es difuso para las víctimas dado que la droga empezó a surtir efecto. Estaban desorientados. Lo cierto fue que terminaron en una residencia del sector de La Isla, en donde fueron despojados de sus pertenencias.

“Recuerdo que en medio del trayecto uno de mis amigos, el que no tomó trago, me dice que le quieren robar su cadena. Yo le dije que mire, que estaba en el sillín y se la guardé. Nos llevaron por la carrera 18, yo pregunté qué cuánto nos cobraban a todos por entrar. Todos fuimos a la habitación. Uno de ellos me daba órdenes, yo obedecía, me dicen mis amigos”, relató.

Ya al amanecer, tres de los cuatro amigos se despertaron en la habitación. No había rastro de los delincuentes y la víctima restante les dijo que, en medio de su desorientación, logró huir del lugar.

“El amigo me dice que cuando vio que nos empezaron a robar se fue. Logró escapar y llegó a su casa. Dice que aún no sabe cómo”, expresó.

Los tres afectados que amanecieron en la residencia se levantaron y se fueron para sus casas. Dos de ellos, al ver sus familiares el estado en el que se encontraban, decidieron llevarlos a centros médicos.

“En la historia clínica figura que se trata de escopolamina. El médico me dijo que le dé gracias a Dios porque mucha gente se pasa de droga y quedan muy mal, perdidos”, contó la víctima.

A este hombre de 40 años los delincuentes le hurtaron $12 millones, entre dinero en efectivo de la tarjeta de crédito y elementos personales (celular y joyas). A otra de las víctimas le robaron sus celular y una cadena, avaluados en $8 millones; así como también otro teléfono celular al tercer afectado.

“Ya la situación fue denunciada, aportamos todas las pruebas y esperemos que la Fiscalía investigue, busque los videos para que esto no le pase a más personas. Creo que en la residencia deben ser cómplices, no hicieron nada al ver a unas personas desorientadas”, concluyó la víctima que dio su testimonio.

¿Qué es y cómo actúa la escopolamina?

Es una sustancia capaz de controlar a una persona y transformarla en víctima con el fin de someterla. La escopolamina se absorbe muy bien en el tracto gastrointestinal y es por vía oral como más frecuentemente se administra a las víctimas de ilícitos en dulces, chocolates o bebidas como gaseosa, café y licores.

La forma en la que el victimario suministra la sustancia puede ser vía oral, inhalada o inyectada. Existe otra forma que es por el contacto de la sustancia con la piel, sin embargo, para esto se requerirían dosis muy altas.

Los síntomas iniciales son mareos, visión borrosa, pupilas dilatadas, agitación psicomotriz o sensación de desorientación y solo sale del cuerpo 48 a 72 horas después.

Si presenta conductas de desorientación o alteración, se debe llevar a la sala de urgencias del hospital más cercano.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,880SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad