Publicidad

Iban a surtir de droga a Bucaramanga: más de 6 millones de dosis salieron de circulación

Al interior de una finca de la vereda Jeridas del municipio de Los Santos, Santander, la Policía propinó el golpe más fuerte al narcotráfico, en los últimos años, en Bucaramanga y su área metropolitana.

Un total de 1.800 kilos de marihuana creepy y seis kilos de cocaína, avaluados en el mercado criminal en más de $7 mil 400 millones, fueron incautados en un gigantesco operativo efectuado durante la noche del pasado miércoles.

“Este resultado se dio gracias a la información aportada por la comunidad, y a las labores de inteligencia de nuestros investigadores de la Sijín que ubicaron y allanaron esta finca que venía siendo utilizada como lugar de almacenamiento de estupefacientes en grandes cantidades”, reveló el brigadier general José James Roa, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

La Policía reveló que pese a este despliegue operativo no se logró ninguna captura, los delincuentes lograron huir por una zona boscosa.

“Una vez llegan nuestras unidades a este punto, mientras saltan unas vallas y un cerco, este tiempo es aprovechado directamente por los delincuentes que ya tenían un punto de salida de esta finca y se internan básicamente por zona relativamente boscosa”, agregó el oficial.

El inmueble, de acuerdo con las autoridades, es propiedad de una pareja de adultos mayores que manifestaron haberlo puesto en alquiler por $6 millones mensuales, desconociendo todas las actividades criminales que allí se venían cometiendo por parte de los arrendatarios.

La Policía no dudó en expresar que con los elementos incautados en la operación pronto se dará captura a los integrantes de esta banda criminal.

“En el lugar se encontraron, además de la droga, un vehículo de alta gama, un BMW, una camioneta destinada a la comercialización, al transporte de las sustancias psicoactivas, y documentos. Todo esto nos permite concluir que en muy poco tiempo vamos a tener plenamente identificada esa banda criminal”, concluyó José James Roa.

Con este golpe salen de circulación más de 6 millones de dosis que iban a ser comercializadas en las calles, parques, escenarios deportivos, entornos escolares, entre otros sitios públicos de Bucaramanga y su área metropolitana.

El cargamento de droga estaba en una habitación del primer piso almacenado en costales, cada uno pesaba aproximadamente 60 kilos, además de bolsas plásticas de color negro.

Los fuertes olores de esta sustancia, que se percibían a varios metros de distancia, alertaron a vecinos del sector y a las mismas autoridades que dieron pie a la investigación y posterior allanamiento.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,590SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad