Publicidad

Salió de su casa con un amiga y apareció sin vida en un trocha: joven fue asesinado de varias puñaladas

Más de 16 horas estuvo Johnny Rafael Piña Pérez desaparecido, cuando su familia lo halló estaba tendido sobre una trocha, sin vida y con múltiples puñaladas en el cuerpo. Las autoridades de Cartagena investigan dos hipótesis para esclarecer el crimen.

«Alegre, dedicado al estudio, sin problemas y muy querido en el barrio”. Así, y sin poder contener las lágrimas, Jazmín Pérez describe al mayor de sus tres hijos, Johnny Rafael Piña Pérez, asesinado brutalmente a puñaladas en una trocha que está frente a la empresa Tubo Caribe, cercana a la zona industrial de Mamonal.

Jazmín le contó a El Universal en la mañana de este jueves (25 de enero) que Johnny estaba súper contento porque luego de tantos esfuerzos y superar algunas pruebas y escollos iba a tener por fin un trabajo fijo.

Este lunes que viene (29 de enero) iba a comenzar a laborar en un terminal de carga en Mamonal en lo que precisamente había estudiado recientemente en el Sena: logística portuaria.

“Mi hijo también estudió contaduría y trabajaba como decorador de manera independiente. Él era muy activo, no le gustaba quedarse quieto. Estaba muy feliz porque ya pronto iba a trabajar”, cuenta Jazmín mientras la rodean su vecinos en el barrio Membrillal, zona periférica de Cartagena.

A la desconsolada madre se le hace muy raro lo que pasó con su hijo. Asegura que nunca le comentó de problemas. Ella dice que no tiene la mínima sospecha de por qué lo mataron e indica que hasta ahora lo único que tienen claro es lo que Johnny le alcanzó a decir a su hermano por celular: que lo habían acuchillado en un atraco.

¿Le tendieron una trampa?

La pista que podría resolver lo que sucedió con Piña Pérez, de 26 años, está en la declaración que entregue a la Policía y la Fiscalía la amiga que fue a buscar al joven en la noche del martes 23 de enero.

“Mi hijo pasó la mayor parte del día en la casa. Como a las 7 de la noche lo fue a buscar una amiga y enseguida se fueron. Él incluso estaba acostado y se fue en chanclas”, recuerda Jazmín.

La madre dice que Johnny no le comentó a dónde iba. Apenas unos minutos después, como a las 7:30 p. m., un hermano del joven recibió un llamada a su celular.

“El mismo Johnny le dijo a su hermano que se lo habían llevado para una trocha para atracarlo y estaba acuchillado. Que lo fueran a buscar enseguida”, relata Jazmín.

De inmediato, familiares y amigos comenzaron a buscarlo por la trocha que había indicado, que es un camino destapado que de la Variante conecta al municipio de Turbana.

La búsqueda se extendió hasta la medianoche y siguió a la mañana siguiente. Desesperados por no saber de él, sus parientes y amigos reportaron su desaparición.

En el informe que dieron a conocer a través de las redes sociales precisaron que vestía una pantaloneta de color verde neón, suéter mostaza, chancletas y portaba un bolso pequeño.

Múltiples heridas

A las 4:40 de la tarde del miércoles (24 de enero), y luego de recorrer una vez más la trocha que el mismo Johnny había indicado, sus familiares hallaron su cuerpo en medio de la maleza con múltiples heridas causadas con arma blanca.

La madre del joven confirmó que lo acuchillaron cuatro veces en la espalda y también le causaron heridas en el cuello y los testículos.

Jazmín le aseguró a El Universal que esa amiga que fue a buscar a Johnny en la noche del martes entregó su versión a la Policía. “No sé que dijo”, anota la madre de la víctima.

La Policía Metropolitana no tiene claro los móviles del crimen. Lo del atraco aún es una hipótesis que es investigada. Otra de las versiones que es indagada es si Piña Pérez salió de su casa para encontrarse con una persona que no está identificada.

Lo que sabemos es que atentaron con su integridad física y él pudo comunicarse y pedir ayuda. Fuimos al sitio donde nos indicó, pero ya no estaba”, familiar de Johnny Piña.

“Yo guardaba las esperanzas de que pudieran encontrarte con vida, pero la realidad fue otra. Pido a Dios consuelo para todos tus seres queridos. Partió una buena persona, buen hijo, hermano y amigo. Duele mucho mi ‘pelao’. Me dejas el corazón arrugadito”.

Con mensajes como ese, publicados en la red social Facebook, comenzaron a despedir a Johnny Rafael Piña Pérez. El porqué lo mataron es todavía un misterio para sus familiares y para la misma Policía.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,690SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad