Publicidad

Hombre golpeó a su esposa, quemó su propio taxi y casi incendia su casa

Una vez el sujeto agredió a su mujer, se llevó el taxi que se encontraba pagando junto a su pareja y en un desolado callejón de la zona le prendió fuego.

La noche de este jueves sucedió un deplorable caso de violencia intrafamiliar en una vivienda del barrio El Pesebre en la parte alta de la localidad de Rafael Uribe Uribe. Una mujer fue agredida por su pareja sentimental en repetidas ocasiones luego de que la víctima le reclamara a propósito de un tema económico por el que ambos se habían comprometido a responder.

Una vez el sujeto agredió a su mujer y luego de amenazarla con asesinarla e incendiar la casa que compartían, se llevó el taxi que se encontraba pagando junto a su pareja y en un desolado callejón de la zona le prendió fuego. Minutos después el alterado sujeto fue capturado en su vivienda manipulando un cilindro con el que se disponía a incendiar el inmueble tal y como se lo había anunciado a su víctima minutos antes. Les contamos.

Los hechos…


De acuerdo con la denuncia de la víctima, el ataque se produjo porque la mujer le exigió al hoy capturado que le entregara el dinero de la cuota que se habían comprometido a pagar por el taxi que entre ambos habían adquirido para darle sustento a su familia.

Pues bien, ante el reclamo de la mujer, el hombre entró en cólera y la empezó a agredir. La señora asegura que fue violentada física y psicológicamente por el hombre que trabajaba manejando el vehículo que minutos después terminaría incendiando. La deuda por la perdida del carro asciende a los 70 millones de pesos.

La ira del agresor se desató porque la mujer le exigió que le diera la cuota del producido de los últimos días y con la excusa de que el trabajo estaba malo, la emprendió contra su compañera.
No contento con amenazarla de muerte y advertirle “que la iba a picar” tal y como la mujer aseguró en entrevista a City TV, el hombre salió de la casa, se montó en el vehículo y se dirigió a un desolado sector de la zona con el fin de incendiar el carro.

El sujeto se bajó del amarillo, le retiró un cilindro que tenía instalado, lo roció con una sustancia inflamable y procedió a quemarlo. Una vez vio el carro en llamas se evadió caminando de la escena. Pero el plan del hombre iba en la mitad: tras incendiar el carro se dirigió a la vivienda para cumplir con la amenaza de prenderle fuego al inmueble.

Para cuando el sujeto llegó a la vivienda, la policía ya estaba enterada de los hechos y el pirómano fue capturado en flagrancia mientras se disponía a utilizar el cilindro que retiró del vehículo para incendiar el predio.

La policía procedió con la inmediata captura por el delito de violencia intrafamiliar. Entre tanto, la mujer procedió con la respectiva denuncia contra su agresor para que responda por las agresiones, las vías de hecho y las amenazas que profirió contra su pareja.

Ante los interrogantes de los presentes en la escena de los hechos, el hombre se justificó: “lo hice porque estoy aburrido, no quiero dejarle nada a nadie y me quiero ir”. Con todo el material probatorio la víctima y sus allegados esperan una condena ejemplar.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad