Publicidad

Tendrán que ‘caminar sobre el agua’ en Piedecuesta

El tramo vehicular que comunica al sector de El Edén con el asentamiento humano Nueva Colombia está ‘bajo el agua’.

Motocicletas, autos e incluso buses de transporte urbano constantemente deben atravesar la batea que atraviesa la fuerte corriente del río del Hato. 

Habitantes de Nueva Colombia han sido testigos de cómo se han volcado los vehículos hace más de cinco años y cuando han escalado el caso a los entes municipales las respuestas que reciben posee dos rumbos: el primero argumenta que al no ser un terreno legalizado la administración no puede realizar ningún proyecto con dineros públicos y el segundo escenario contempla que los fondos son insuficientes para intervenir la vía terciaria. 

Oscar Humberto Cote, veedor municipal, expresó su preocupación porque precisamente estos dos impedimentos no se ven solucionados de manera contundente en la presentación del Plan de desarrollo municipal de Piedecuesta. 

“En las 270 páginas del documento sólo apenas en la página 224 se habla de legalización de asentamientos para poder mejorar la calidad de vida de sus residentes. Sin embargo, sólo se tiene proyectado hacer la gestión por uno, sin saber cúal de los 19 van a escoger” reveló Cote. 

Son más de 190 hectáreas distribuidas en 19 asentamientos humanos y ninguno de ellos ha recibido algún proyecto de mitigación de riesgo, lo cual hace vulnerables a sus habitantes a la fuerte ola invernal que atraviesa el documento.  

Q’hubo al tener conocimiento del documento entero del Plan de Desarrollo presentado para aprobación del concejo municipal, confirmó que ni en el componente diagnóstico, ni en el componente estratégico queda claro cuántas hectáreas de los asentamientos humanos se plantea como meta para realizar las legalizaciones de terrenos durante el periodo 2024-2027.

La gravedad de no interceder más de un asentamiento es que dentro de la larga lista resaltan zonas con más de 10 hectáreas de área como lo son: Guatiguará Alto y Bajo, La Vega y Nueva Colombia. Todas con sus propias obras de carácter urgente para prevenir futuras tragedias. 

El puente está ‘oxidado’

El estado del puente peatonal también es motivo de alerta para la comunidad, es por eso que se han radicado diversos oficios que no han recibido respuesta por la administración local. 

Juan Carlos Gómez, líder comunitario del sector de Nueva Colombia, manifestó que “el único puente peatonal de la zona constantemente sufre de inundaciones, las aguas del río pegan con fuerza y es un riesgo para los niños y adultos mayores que deben cruzarlo para dirigirse al casco urbano”.

Gómez también dio a conocer que la ruta número 52 de la empresa Trans Piedecuesta (Paseo del puente -Carrera 21) ha estado cerca de ser suspendida debido al riesgo que conlleva cruzar la baeta. 

La estructura construida por la propia comunidad y ubicada al frente del Salón Comunal del sector El Edén ya ha presentado fallas en su estructura y cada que llueve el deterioro continúa, pero los residentes de ambos asentamientos no tienen otra opción para comunicarse entre sí.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,150SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad