Publicidad

Ellos le ‘resucitan’ lo dañado para que se ahorre unos pesitos, en Bucaramanga y el área

Conozca las tarifas de los talleres o centros de servicio que le reparan todo tipo de electrodomésticos en ‘la ciudad bonita’.

La plancha de cabello, la licuadora, la olla a presión o el ventilador infaltable para el calor de esos días pueden fallar en cualquier momento. 

En un mercado en el que una licuadora de vaso de vidrio cuesta 320 mil pesos, pagar una suma entre 30 mil a 45 mil para que funcione de nuevo significa un ahorro considerable. 

Muchas veces el principal problema de un electrodoméstico es el reemplazo de una pieza en específico. Por ejemplo, la pieza que más aqueja a la olla de presión es la banda plástica, cuyo valor está desde los 3 mil pesos a los 8 mil.

La mayoría de talleres o centros de servicio revelan que su labor se ha transformado con los cambios tecnológicos. Algunos dicen que se volvieron ‘cambia tarjetas electrónicas’. Otros dicen que la clave es capacitarse y tener las máquinas y repuestos necesarios.

Aunque es cierto que los electrodomésticos actuales presentan más frecuentemente fallos en la tarjeta madre, el servicio de mantenimiento que ofrecen es más que válido para revisar el estado de las máquinas caseras. 

Las hélices plásticas para ventiladores se consiguen desde los 20 mil pesos en adelante. /FOTOS: FELIPE JAIMES LAGOS.

Pueden con casi todo

Álvaro Velázquez Valero tiene 20 años realizando el servicio de mantenimiento en Floridablanca, según él:”Aquí se arregla de todo menos matrimonios rotos”. Velázquez desarma, revisa, corrige y vuelve a armar el artefacto que le hacen llegar a su residencia en Ciudad Valencia.  

Desde los 20 mil hasta los 60 mil pesos puede dar con la solución con un ventilador sobre calentado, una plancha partida o una olla que ya no avisa la cocción.

Al igual que él, hay distintos técnicos que ofrecen sus servicios casi que divinos para resucitar los utensilios de uso familiar y no tener que incurrir en el gasto de uno nuevo. 

Con ellos tiene ‘la garantía’

En el corazón de la ‘ciudad de los parques’ puede encontrar múltiples talleres con décadas de experiencia. Carlos Castro se le mide a reparar planchas, licuadoras, ventiladores, secadores, ollas arroceras y a presión en su taller ubicado en la primera planta de la plaza central de Bucaramanga. Además en su vitrina se exhiben cuchillas, piñones, bandas y demás repuestos de lo que se le haya dañado. 

El señor padilla se le mide a lo que sea

Mauricio Padilla era el técnico de una reconocida ferretería ubicada en El Poblado Girón, ahora se armó de múltiples repuestos y abrió su propio taller en el barrio Arenales. 

En el establecimiento se encuentran las cuchillas de licuadoras a 25 mil pesos. Partes que son propensas a dañarse como el cuadrante o las base plástica de la cuchilla se encuentran desde los 3 mil pesos. También, se realiza el cambio de eje de los ventiladores a partir de los 45 mil pesos y se realiza el proceso de cableado fijo de la plancha de cabello a partir de los 10 mil pesos.   

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,870SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad