Publicidad

Guanatá: 30 años de historia y más de 300 hogares florideños

Guanatá es aquel ‘rinconcito’ de la comuna 7 de Floridablanca que tiene piscina, tejo, polideportivo y múltiples árboles a su alrededor.

En 1990, se pone en marcha un proyecto residencial de nombre Conjunto Residencial Guanata y bajo el lema “esas sí son casas de verdad”. La idea de la empresa constructora era ofrecer viviendas de retrato 4 y 5.

No obstante, bajo el llamado del alcalde municipal en ese entonces, Jorge Humberto Mantilla Serrano, junto con la secretaría de planeación, el rumbo del proyecto giró hacia el plan social. 

La entrega de las primeras edificaciones estuvo a cargo del Instituto Nacional de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana, Inurbe, en marzo de 1992. En primera instancia, los precios de la viviendas rondaban entre los 4 millones 500 mil pesos hasta los 6 millones 700 mil pesos.  Sin embargo, múltiples moradas fueron producto de un largo proceso de reventa.

“Yo compré mi casa en 7 millones de pesos con las cesantías y pensión de mi trabajo” relata Presentación Valdez, de los primeros residentes en habitar Guanatá. 

Aunque le ofrecieron habitar su hogar a inicios del año, no fue hasta octubre que se mudó debido a que: “las casas las entregaron con puertas que no cerraban y tuberías partidas. Así que esperé un tiempo para solventar esos problemas” asegura el residente con más de 30 años de historia en el sector.

Las 11 cuadras que componen la zona colindan al norte limita con Lagos I, al sur con Oities, al occidente con Los Rosales y al oriente con la carretera antigua. Aunque la cantidad de manzanas suene amplia, lo cierto es que recorrer sus calles de principio a fin la longitud resulta una experiencia que no toma demasiado tiempo. Eso sí, cada calle entre la 19 a la 23 tiene su esfuerzo debido a que se caracterizan por ser empinadas, unas más que otras.

Ubicada en la zona nororiental de Floridablanca, esta urbanización se constituyó como barrio en la comuna 7 sobre una extensión de 28.408 metros cuadrados, en él se construyeron 360 unidades unifamiliares.

Rayitos de sol

Dentro de sus más de 1.200 habitantes, resaltan 38 rayitos de la tercera edad quienes se juntaron para realizar actividades deportivas y de esparcimiento. 

Una fiel representante de este grupo comunitario es Margarita Gamez de Jaimes, quien con más de una década de residencia en el sector, se sigue poniendo la camiseta blanca con el nombre del grupo.

Cada viernes suelen entrenar y afinar puntería en el tejo de 6:30 a 8:30  de la mañana, “este grupo va para 6 años y la idea es que cada vez más vecinos de acá puedan disfrutar de nuestras actividades” informa Gamez.

Además de ser parte activa del grupo, la activa residente de 73 años también es fiel amiga de los pajaritos y ardillas que tras la pandemia, se han vuelto visitantes recurrentes de los árboles y verjas de los parques aledaños.

Cerca a todo

Sin duda alguna, la cercanía con los centros comerciales y clínicas del municipio hace que se presente como una zona central dentro de la ‘ciudad dulce’.

Así mismo lo reveló el presidente de la Junta de Acción Comunal, Jairo Arias Sequea: “lo que más me gusta del barrio es la cercanía a todo. Además, al mismo tiempo es un lugar muy acogedor en el que contamos con diversas zonas para la recreación y esparcimiento de los residentes”. 

Con 4 años habitando en él y oriundo de El Peñón, Bolívar, Jairo se ‘enamoró’ a primera vista de los garajes espaciosos, pasillos llenos de verdes, calles amplias y diversas zonas de parqueo que ofrece el conjunto de casas. 

De hecho, como él, distintos vecinos esperaron a que en alguna ventana apareciera el letrero de se vende o se arrienda, debido a que los hogares son muy codiciados y no se encuentran por ningún sitio web. 

Por más que los habitantes se sientan en las puertas del cielo, también son conscientes de una gran problemática, “sólo nos falta una pequeña cosa: que vengan acá a escuchar los que necesitamos” afirma el tesorero de la Junta de Acción Comunal, Julián Angarita. 

Con distintos proyectos en mente, lo que aqueja a la junta actual es la poca comunicación con las administraciones municipales. 

Por eso, han hecho la invitación a todo el que quiera recorrer este amplio jardín, será bien recibido.  

Transporte

En el sector hay tres vías de acceso al transporte público: la carretera antigua, la carrera 12 que atraviesa Ciudad Valencia y Villabel y la circunvalar 29, por los lados de Lagos 1. Las rutas de las empresas Cotrander, Flotax, Transcolombia y Transpiedecuesta  hacen presencia por las carreteras aledañas al sector y se dirigen hacia la carrera 33, carrera 21, anillo vial y hasta Piedecuesta. 

Seguridad

La mayor preocupación del sector es la ausencia total de cámaras de seguridad y cornetas. La Junta de Acción Comunal había recibido la promesa de un kit de seguridad (computador, cámaras e instalación de cornetas) por parte de administraciones pasadas. Pero lo cierto es que en la zona brilla por su ausencia el sistema de vigilancia comunitaria.

Educación

A tan solo 300 metros de distancia se encuentran distintas escuelas y preescolares como lo son el Colegio Paulo VI, Colegio San Gabriel y Colegio San Luis Beltran del Lago. También se encuentra la Sede C del Colegio Técnico Vicente Azuero, la cual ofrece el servicio hasta quinto de primaria. 

Vías

Las vías de acceso, aunque son empinadas, están en buen estado junto con la señalización de los pares. La comunidad ya ha hecho el llamado para pavimentar el tramo que separa las calles 17 y 19 frente a la estación de Cotrander, sin embargo, es una asignatura pendiente. Así como una vía en condiciones que conecte con el sector de Lagos 1.

La única piscina comunitaria de Floridablanca

La comunidad de Guanatá puede sacar pecho de que cuentan con una sede recreacional propia que incluye salón comunal, una pequeña cancha de tejo, dos piscinas y un polideportivo. Dentro de este espacio lleno de árboles frutales, se realizan clases de natación. También es el escenario en el que el equipo de tejo del sector entrena para los campeonatos interbarrios.Un espacio excepcional como este, requiere de un módico esfuerzo monetario mensual de 12 mil pesos por vivienda. Monto que aporta al mantenimiento de las zonas verdes y embellecimiento de las instalaciones. En el pensar de la Junta de Acción Comunal está la idea de construir una parrilla y hecharle ‘una manito’ al polideportivo. Sin embargo, buscan que la administración municipal atienda dicha solicitud.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,640SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad