Publicidad

Luis Alberto es la cara amable detrás del volante

En sus 31 años manejando, Luis Alberto ha manejado muchos modelos de taxi. Vehículos como el Renault 9 y el Hyundai Atos, conocido en el gremio de taxistas como “el burrito de trabajo” por sus buenas características.

La medida de eliminar el Pico y Placa para conductores de taxi es uno de los temas que actualmente más los tiene inconformes en Bucaramanga y su área metropolitana.

“La vía que van ampliando, vía que se va llenando”, eso dice Luis Alberto Olago cuando habla de la movilidad en Bucaramanga, la ciudad que ha recorrido durante 31 años en su taxi y que ha visto transformarse en industrias como la hotelera y la zapatería.
“Han surgido empresas, aunque algunas también se han acabado. En la parte hotelera yo creo que Bucaramanga tiene una muy buena propuesta para todo el que quiera llegar, es una ciudad que recibe a mucha gente de afuera”, dice el conductor.
La jornada de Luis Alberto comienza a las 6:00 de la mañana y termina cuando el reloj marca las 10:00 de la noche. Luis Alberto no tiene preferencia con ciertas zonas de la ciudad y va hasta donde el cliente le solicite.
“Lo no tan agradable, para nosotros los taxistas ha sido la avalancha que se ha venido presentando en cuanto al ‘motopiratismo’, piratería en vehículos particulares y las famosas aplicaciones que nos tienen a nosotros al borde de la desesperación. A uno como conductor eso lo perjudica muchísimo”, cuenta Luis Alberto, quien afirma que su producido diario se ha visto afectado por esta situación y a veces lo motiva a renunciar a este oficio.
“Con el trabajo diario he podido sacar mi hogar, mi familia adelante”, asegura.

Sobre el Pico y Placa
“Para nosotros ha sido prácticamente mortal porque el trabajo se redujo por lo menos en un 20%, y de hecho el producido para nosotros los conductores, porque para el dueño del carro hay que llevarle la tarifa completa”, asegura con preocupación este conductor de taxi.
“Cuando teníamos el Pico y Placa descansábamos al menos un día a la semana”, agrega Olago, quien también habla de la importancia del descanso en este oficio en el que normalmente se trabajan más de diez horas.

Modelos de taxi
En sus 31 años manejando, Luis Alberto ha manejado muchos modelos de taxi. Vehículos como el Renault 9 y el Hyundai Atos, conocido en el gremio de taxistas como “el burrito de trabajo” por sus buenas características.

La presentación personal lo es todo

Luis Alberto es partidario de la buena presentación personal en un conductor de taxi por respeto y buena imagen con los usuarios. “Somos la cara amable de la ciudad. Nosotros somos los que vendemos lo que hay en la ciudad. En cuanto al trato con la persona, debe uno tener cultura”, asegura este taxista, quien evita usar camisetas, mochos y chancletas para ir a trabajar porque considera que la forma en cómo un taxista se viste para trabajar es un aspecto fundamental. “A mí, en esos 31 años que casi voy a cumplir nunca me han visto salir así”, asegura el conductor.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad