fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Guillermo y su gran semilla para la población indígena en Piedecuesta

Así pasó

Guillermo y su gran semilla para la población indígena en Piedecuesta

Este proyecto se realiza gracias a los benefactores: Ecohumus, quien ha apoyado con fertilizantes sólidos, a la Fundación Sayer con su emprendimiento Alivien y la Iglesia naciente Anglicana del Carmelo de la Comunidad Paulina.

Guillermo Alexander Gil Sayer nació en Bogotá, pero desde 1.991 se encuentra radicado en Bucaramanga.

Tiene 51 años y es el coordinador de la campaña contra las Minas en el nororiente del país. Ha trabajado en Girón y en la mesa nacional de víctimas con el desplazamiento forzado a la población indígena.

Hoy con la Fundación Sayer y el emprendimiento de plantas medicinales, busca que los pueblos nativos aprendan un poco más y crear su jardín en agricultura urbana y en varias semillas que brota la madre naturaleza.

“Mi tarea es que en cada uno de mis hermanos pueda encontrar en el desierto en el que viven, su propio jardín, su propio Carmelo en el corazón”.

“Un ciego no puede guiar a otra ciego si yo no cultiva mi jardín con la oración, si yo no trasplanto con la caridad las rosas, no puedo expedir el olor a Cristo y tampoco puedo ayudar a sembrar un jardín en los demás”, manifiesta Guillermo, quien también es sacerdote del rito americano.

Sus ayudas

Esta semana, él y un grupo de colaboradores, acudieron a Piedecuesta donde se encontraron con la comunidad Embera del Chocó, asentada en el sector de Nueva Colombia.  

Allí entregaron kits de semillas y plantas medicinales (llantén, orégano, boldo y albahaca), con el fin de decirles como podían sembrarlas y la esperanza que pudieran nuevamente comulgar con las plantas y ayudarles a construir un futuro mejor para cerca de 12 familias.

“Es un emprendimiento social. Allí les dictamos un taller de lo químico y lo natural. La idea es aportar en medicina natural y que conozcan otras plantas medicinales”.

“Ellos llevan más de dos años en Piedecuesta por desplazamiento forzado y el propósito es que aprendan a crear su jardín en agricultura urbana y para ellos en nuevas plantas medicinales”.

“La partee espiritual que entregamos es hacer que ellos puedan comulgar con las plantas. Con el tema de aromaterapia entra en el cuerpo, pues las maravillas de Dios son únicas, porque es el único sanador”, comenta Guillermo.

Aunque va bien el proyecto, este “Buena Papa” necesita la ayuda de más personas.

“La idea es que podamos organizar unos kits de semilleros. Fertilizantes, materos, abono. Hay que hacer una alfabetización en plantas medicinales y quien desee apoyar, puede llamarme al 300 8837212”, concluyó.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Así pasó

Arriba