Publicidad

Adultos mayores de San Gil no se quieren vacunar

El personero de San Gil hizo un llamado justamente a las EPS, a actualizar los datos de los usuarios para evitar las fallas que se vienen dando en el proceso de vacunación.

Tras el éxito de la convocatoria inesperada que se hizo el pasado domingo en San Gil, para que los habitantes del municipio mayores de 80 años acudieran a vacunarse contra el COVID-19 sin necesidad de cita ni agendamiento previo, el Hospital Regional de San Gil programó un nuevo ejercicio para hoy.

Aunque esta medida no estaba dentro de los lineamientos iniciales establecidos para el proceso de inmunización, la medida la tomaron las autoridades debido a la baja afluencia de adultos mayores a recibir la primera dosis de la vacuna.

En medio del proceso de agendamiento, los trabajadores del hospital se han encontrado con dos problemas muy serios que generan una afectación a la eficiencia y la rapidez con la que debería estar andando el proceso.

El primero de los inconvenientes es que las listas remitidas desde la EPS están desactualizadas y al llamar a los números que aparecen en dichos listados, el personal se encuentra con que ese no es el número del paciente, ya no vive ahí o es el de algún familiar que ya no tiene contacto.

El segundo es que por diferentes motivos, muchos se niegan a recibir la vacuna.

Horbes Buitrago, gerente del Hospital Regional de San Gil, dijo que el 80% de las llamadas que se hacen resultan fallidas por alguno de estos dos motivos. A esto hay que agregarle el incumplimiento de las citas por algunos de los usuarios.

Un ejemplo de esta última situación es que el sábado pasado, el equipo de vacunación estaba listo para vacunar a 130 y solo llegaron 90, esta es una realidad que se repite a diario.

“Para el domingo teníamos agendados 45 usuarios y con la convocatoria abierta pudimos vacunar a 209 personas”, dijo Buitrago

Por todos estos inconvenientes, de los mil 441 que se deberían haber vacunado en el municipio, el hospital contabilizaba 573, y las dosis están esperando por ser usadas en las neveras del centro de acopio.

Lo preocupante de dicha situación es que hasta no inmunizar a toda la población de 80 años, el municipio no recibiría los antivirales para el inicio de la segunda fase, que iniciaría con la población de los 75 a 79 años.

Desde la personería de San Gil, Luis Medina, vocero de este despacho, indicó que en una reunión el pasado viernes las empresas de salud  le solicitaron a las EPS apoyar los procesos de agendamiento de citas.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,300SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad