fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Hospitales de Socorro y San Gil vacunaron primeros trabajadores

La primera vacunada en la provincia guanentina fue la jefe de enfermería Diana Durán Dueñas. / Foto: Cortesía / VANGUARDIA

Regionales

Hospitales de Socorro y San Gil vacunaron primeros trabajadores

Uno a uno los 43 primeros trabajadores del Hospital Regional de San Gil pasaron a recibir la primera dosis del laboratorio chino Sinovac.

Veintiséis vacunados en el Socorro y 43 en San Gil, es el resultado que dejó el primer día de inmunización contra el COVID-19 en las provincias Guanentá y Comunera.

La jornada inició muy temprano en el Hospital Regional de San Gil cuando los trabajadores llegaban y salían a las 7:00 de la mañana de sus turnos de trabajo, en las zonas de atención para la pandemia.

El equipo de vacunación los estaba esperando para verificar si hacían o no parte de la primera jornada.

La primera en recibir la vacuna fue la jefe de enfermería y coordinadora de la zona COVID del hospital sangileño, Diana Durán.

Visiblemente agradecida con la vida por poder recibir la primera, la profesional invitó a todos a perder el miedo frente a este proceso mientras esperaba sin ninguna clase de molestia que pasara la media hora reglamentaria que cada uno de los vacunados debía esperar pos-vacunación.

En el  proceso donde participaron médicos generales, especialistas, y personal de enfermería, también estaban personas que se encargaban de otras labores. Ese fue el caso de Camilo Mayorga, coordinador de mantenimiento del hospital de San Gil  y quien casi a diario, tiene que entrar la zona COVID-19, especialmente a las salas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para garantizar que toda la infraestructura funcione adecuadamente para todos.

A sus 44 años de edad y 5 trabajando en la institución de salud, Mayorga dijo que siempre tuvo “la fe puesta en Dios para estar entre los primeros elegidos”.

Pero no todo era felicidad, algunos profesionales de la salud estaban desconcertados porque al revisar si estaban en la lista, se encontraron con la sorpresa de ya no estar en la primera etapa y pasar a la segunda.

Horbes Buitrago, gerente de la institución, explicó que la semana pasada el Gobierno Nacional cambió algunos criterios de priorización y por eso en esta primera parte sólo se vacunará al personal de atención de pacientes COVID-19.

Inicialmente se planeaban vacunar más de 300 personas en el hospital de San Gil en la primera etapa, por el cambio en el proceso se hará a 155 aproximadamente y el resto en la segunda etapa.

En total, a la provincia guanentina le fueron asignadas 432 dosis, distribuidas así: San Gil, 219; Barichara, 46; Mogotes, 30; Aratoca, 26; Curití, 19; Onzaga, 19; Charalá, 16; Valle de San José, 15; Villanueva, 11; San Joaquín, 9;  Páramo, 8; Pinchote, 6; Cabrera, 6; y Coromoro, 2.

A excepción de la capital de la provincia, todas las vacunas son para personas mayores de 80 años y la entrega se hacía entre ayer en la tarde y hoy.

En San Gil el personal de vacunación del hospital llevará 63 antivirales para aplicarlos en el Asilo San Pedro Claver y uno más para un interno del centro penitenciario.

En Socorro

En la capital comunera el primer vacunado fue el médico internista Javier Ariza, quien dijo que este es el camino para superar esta crisis.

“Tenemos que confiar y es una alternativa segura, no hay que dejarnos llevar por la desinformación.

“Hemos perdido muchos pacientes, algunos han perdido familiares, esta es la única forma para parar con todo eso”, aseguró Ariza, visiblemente emocionado.

Para la provincia Comunera fueron enviadas 260 vacunas.

Cada uno de los vacunados deberán recibir una segunda dosis en menos de 28 días.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Regionales

Arriba