Publicidad

Planta de agua de Páramo completa 4 años dañada

La alcaldía invertirá en la reparación

Ante la falta de soluciones para el arreglo de la planta de tratamiento de agua potable por parte de Empresa de Servicios Públicos de Santander, ESANT, la alcaldía del Páramo invertirá $90 millones para la reparación de infraestructura, esperando dar solución al problema del suministro de agua que enfrenta esta población.

El alcalde, Filemón Solano, explicó que este es un problema que afecta a toda la comunidad y no se puede esperar meses o años mientras la empresa de servicios públicos le da una solución a un problema que ya existía cuando llegó a la administración municipal.

El mandatario contó que desde el año el año pasado ha estado en comunicación con la empresa santandereana intentando encontrar un responsable y una solución, pero hasta ahora ha sido imposible.

Para el suministro de agua potable, el Páramo cuenta con dos plantas. Una construida en 1985 que colapsa fácilmente en época de lluvias y cuya capacidad es apenas de 2,5 litros por segundo, insuficiente para cubrir la demanda del municipio que supera los 5 litros por segundo. La otra es la planta construida por la ESANT, fuera de servicio.

La situación es preocupante y se convierte en un tema de salud pública porque la planta vieja apenas y funciona, por lo que muchas familias seguramente están recibiendo agua no potable, dijo Jorge Rico, concejal del municipio. 

Desde la corporación se creó esta semana una comisión para atender toda la problemática relacionada con el suministro de agua y las quejas que se presentan, destacó el concejal, al frente de este nuevo equipo.

Entre las adecuaciones principales que requiere la planta para poder entrar en servicio está la construcción del filtro y el arreglo del sedimentador. 

Nunca sirvió 

El 17 de agosto de 2017 la alcaldía del Páramo, en cabeza de José Ángel Rodríguez, recibió de ESANT la nueva planta de tratamiento de agua potable ubicada en la vereda La Lajita, en la vereda Loma de Fincas.

Dicha infraestructura sirvió apenas unos 15 días, aseguró Aleida García, gerente de la Unidad de Servicios públicos del Páramo. La planta se había construido en el marco del proyecto del Plan Maestro de Acueducto Municipal direccionado por la ESANT y en donde se invirtieron $1.519 millones.

En 2020, la alcaldía solicitó a la ESANT hacer vales las pólizas de cumplimiento y la empresa de servicios le solicitó a la administración local un informe técnico de la planta y al no contar con la experiencia suficiente para elaborarlo, la secretaria de Planeación municipal pidió ayuda a la misma empresa de servicios.

En medio de este proceso, la empresa contratista habría afirmado en un informe que el no funcionamiento de la planta obedecería a falta de mantenimiento. La solución por ahora sigue en los escritorios y los habitantes del Páramo esperan que la inversión de la administración local se haga pronto y se evite así un problema de salud pública.  

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,480SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad