fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

En Girón, el ‘viejito’ murió por la indolencia

Judicial

En Girón, el ‘viejito’ murió por la indolencia

En su abdomen, el ‘Viejito’ presentaba una herida abierta por una infección, que tal vez fue la causa de su deceso.

Desde hace dos meses, un hombre de 60 años dormía debajo del paso elevado peatonal ubicado metros adelante del puente Antonia Santos de Girón, en la vía que conduce hacia el peaje del aeropuerto. Allí instaló su ‘hogar’, dormía en cartones y se arropaba con una vieja sábana, tras caer en la mendicidad por motivos que se desconocen.


En el lugar, frente a la entrada al Carrizal, los vendedores ambulantes que se agolpan en el puente peatonal no sabían su nombre. Lo apodaban el ‘viejito’. En ocasiones, ellos o transeúntes le daban de comer y le regalaban ropa usada. Pedía limosna o se le veía reciclando.


Pero en los últimos días, al ‘viejito’ se le vio enfermo y no salía de su ‘cambuche’. En su abdomen presentaba una herida abierta por una infección, que tal vez fue la causa de su deceso. Las autoridades entregan como hipótesis que fue de manera natural, tal vez por falta de atención médica para sus males.


Nadie sabe por qué terminó deambulando en las calles, durmiendo debajo de un puente. Si su familia estaba cerca o en otra ciudad. Pero la muerte se aprovechó de la indolencia de sus familiares y de la sociedad y lo ‘agarró’ en una vía pública.

Nadie lo lloró


Esta mañana cuando los vendedores ambulantes fueron a despertarlo y darle un tinto con un pan, ya no respondió. Paramédicos de una ambulancia le tomaron los signos vitales, sin respuesta positiva. De inmediato la zona fue acordonada por la Policía ante la mirada de quienes el domingo temprano transitaban por la vía nacional.


“No sabemos su nombre, ni su edad exacta, ni de dónde venía. Los vimos muy enfermo desde hace tiempo, incluso le dijimos a los funcionarios de la alcaldía de Girón que están en la sede de los bomberos de su presencia y sus malestares, pero nos dijeron que eso a ellos no les correspondía”, manifestó un residente de la zona.


Sin que nadie lo identificara, el Laboratorio Móvil de Criminalística del CTI se encargó de la inspección del cadáver y el traslado a Medicina Legal a la espera de algún familiar que le brinde la cristiana sepultura.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba