fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Familiares y amigos no pierden la esperanza de encontrar a Néstor Vesga, en Santander

Judicial

Familiares y amigos no pierden la esperanza de encontrar a Néstor Vesga, en Santander

Para evitar este tipo de tragedias, la Defensa Civil de San Gil recomendó a los turistas asesorarse con personas expertas antes de disfrutar de estos sitios de esparcimiento, teniendo en cuenta que los caudales pueden aumentar de manera súbita por los represamientos en la parte alta.

La búsqueda de Néstor Felipe Vesga ha sido infructuosa. Hasta ayer en la tarde, no se tenía noticias del joven, de 20 años, que desapareció el pasado domingo en el río Mogoticos, en el sector conocido como Monas.  

La Defensa Civil de San Gil, Policía, Bomberos, guías de canotaje y hasta familiares apoyan las labores de rescate.

A pesar de que han pasado tres días, sus seres queridos no pierden la esperanza de encontrarlo con vida aunque las posibilidades sean escasas. El tiempo se ha vuelto ‘eterno’.

De acuerdo con la información suministrada por las autoridades, la zona en la que se ‘hundió’ es peligrosa por los remolinos.  

Al parecer, el joven se metió a nadar hacia la corriente y fue arrastrado por el agua cayendo en unos chorros o pequeñas cascadas que hay debajo del puente. Sus acompañantes lo perdieron de vista en el sector más caudaloso.

Sus amigos reportaron el hecho ante las autoridades y desde ese momento comenzaron la incansable búsqueda, la cual se ha extendido hasta la cuenca del río Mogoticos y en la unión con el río Fonce, sin obtener resultados.

También han instalado varios puestos de vigilancia en diferentes sectores.

Los organismos de socorro hicieron un llamado a los areneros y a los habitantes de la zona para que estén alerta y den aviso sobre algún hallazgo.

El alcalde de Valle de San José, Alexis Burgos, manifestó a un medio local que, al parecer, el joven estaría en una zona donde hay una piedra y que las labores estarían concentradas en el lugar.

Según se pudo conocer, el desaparecido se desempeña como mecánico y es oriundo de Valle de San José.

Un caso similar se registró la semana pasada en el río Suárez. En medio de un paseo Edison Javier Rodríguez Páez se ahogó cuando quiso disfrutar de un ‘refrescante chapuzón’. La tragedia ocurrió el 24 de julio a las 6:30 de la mañana, en Barbosa y su cuerpo fue hallado seis días después.

La zona donde se sumergió el joven es catalogada como peligrosa debido a la existencia de tres remolinos que ‘atrapan’ a los inexpertos nadadores.

Al parecer, esta persona ingresó al afluente bajo los efectos del alcohol y aunque trató de salir, no pudo debido a la fuerza del agua; sin embargo, esta versión, no habría sido confirmada por las autoridades.

Edison, de 25 años, era oriundo a Ubaté.  

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba