Publicidad

Sicario acabó con la vida de un hombre en Santander

Un hecho violento estremeció a Puerto Wilches. Raúl Eduardo Almendrales Quintero, de 68 años, fue asesinado afuera de su casa en el Corregimiento el 8.

Por la noche, Eduardo salió a tomar aire fresco con su esposa Carmen Helena, se sentaron en unas sillas, conversaban y veían transcurrir el tráfico por la calle.

Pero esa calma habitual se convirtió de repente en gritos y lágrimas desesperados.

Un sujeto atacó a tiros a Eduardo, todos al rostro. Quedó tendido de inmediato.

Carmen suplicaba por ayuda, la sangre desbordada pero su marido aún respiraba.

Uniformados de la Policía lo trasladaron a un centro asistencial, pero cuando llegaron Eduardo ya había dado su último respiro.

Sumida en el dolor de presenciar la macabra muerte de su compañero de vida, Carmen manifestó que Eduardo nunca recibió amenazas, no fungía como líder social, no tenía enemigos.

Las razones que motivaron su asesinato son investigados por las autoridades.

Quienes vieron huir al sicario lo describieron como un sujeto de aproximadamente 1.60 de estatura, delgado, de tez blanca, llevaba una gorra.

Se extravió en la penumbra dejando a una familia sumida en el horror y la incertidumbre, del por qué mataron a Raúl.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad