fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Joven murió al caer de forma accidental de un noveno piso, en San Francisco

Judicial

Joven murió al caer de forma accidental de un noveno piso, en San Francisco

Se habría resbalado y sin alcanzar a pedir ayuda, cayó al vacío. Su cuerpo quedó tendido en una terraza del cuarto piso.

La pirueta que hizo Camila Andrea Valderrama Márquez el jueves en la noche, le costó la vida. Cayó de manera accidental de un 9 piso y murió de forma instantánea.
Su familia se encuentra destrozada pues aún no pueden creer que la joven alegre y tierna con quien compartían todas las noches, no volverá a estar con ellos.
Tenía 22 años; vivía con sus padres y sus dos hermanos, en un edificio de la calle 19 con 18 del barrio San Francisco de Bucaramanga., donde ocurrió la tragedia. Era soñadora y tenía todo un futuro por delante, pero un ‘salto inocente’, quizá en busca de su amor, la dejó sin respiración.

Camila será recordada por su alegría.

Adiós Camila
La familia Valderrama Márquez se habría reunido para compartir un momento antes de ir a descansar.
Camila, en pijama, habría dado las buenas noches y se habría ido para su habitación. Minutos después se estremeció la construcción. Un golpe seco en la parte baja los levantó a todos. Salieron a mirar qué había pasado, hasta los padres de la joven se asustaron, pero el horror no estaba en la calle, sino en la parte interna del edificio.
Al parecer, no era la primera vez que Camila Andrea ponía en riesgo su vida saltando de la ventana de su cuarto al pasillo del edificio para salir de su vivienda; sin embargo, esta vez los cálculos no resultaron como siempre.
Se habría resbalado y sin alcanzar a pedir ayuda, cayó al vacío. Su cuerpo quedó tendido en una terraza del cuarto piso. Sus padres desde lo alto la reconocieron por la pijama que llevaba puesta. En ese momento, el dolor se apoderó de todos sus seres queridos quienes bajaron para tratar de auxiliarla, pero ya nada pudieron hacer.
Personas cercanas aseguran que Camila por las noches, hacía la misma maroma parar verse con su ‘amado’, un hombre con quien desde hace un tiempo tenía una relación y a quién le profesaba amor eterno.
Quizá sus familiares no aceptaban del todo este noviazgo, por lo que ella optaba por verlo a escondidas. Pero hasta el momento, todo es materia de investigación.
Camila trabajaría como vendedora junto a su padre en un almacén de madera. Cursó todo su bachillerato e hizo algunos cursos de belleza, un tema que le apasionaba.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba