fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Le devuelven la autoridad ambiental de El Carrasco a la Cdmb

Judicial

Le devuelven la autoridad ambiental de El Carrasco a la Cdmb

Labores como inspecciones y permisos para El Carrasco, que estaban a cargo de la Anla, ahora son competencia de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga. La CDMB tiene la función de ejercer control y seguimiento al plan de cierre y abandono de dicho relleno sanitario.

La compleja situación de El Carrasco ahora es vigilada y controlada por la Corporación Para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, CDMB, y no por parte la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, ente que estuvo al frente de los permisos, controles y sanciones durante los últimos siete años.

Luego de varias solicitudes presentadas por diversas autoridades locales, el Gobierno Nacional decidió restituir las funciones y la potestad de la CDMB para hacer requerimientos y valoraciones relacionadas con el funcionamiento de dicho relleno sanitario.

De acuerdo con lo precisado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la CDMB ahora tiene a su cargo los controles e inspecciones de seguimiento en el plan de cierre, desmantelamiento y abandono de El Carrasco.

Igualmente, dicha Corporación tiene el trabajo de revisar, avalar o denegar licencias o permisos relacionados con la prolongación de las actividades de disposición de residuos sólidos en tal sitio.

Con la expedición de la Resolución 1036 de 2021, el Minambiente resolvió “restituir a la CDMB la competencia ambiental del proyecto ‘Recuperación ambiental del relleno sanitario El Carrasco’ para adelantar el control y seguimiento ambiental al Plan de cierre y abandono al sitio de disposición final”.

En marzo de 2014 el Ministerio le ordenó a la Anla asumir las labores de control y sanción en El Carrasco, con el fin de establecer medidas más rigurosas en materia de impacto ambiental y preservación del ecosistema, como por ejemplo manejo adecuado de lixiviados.

¿Y el plan de 26 meses más para El Carrasco?

La Anla fue la autoridad encargada de vigilar el cumplimiento del cronograma y los trabajos que se definieron para la estabilización de El Carrasco, luego del derrumbe que hubo en octubre de 2018.

Durante 2019, 2020 y 2021 se dispusieron residuos sólidos en dicho sitio únicamente con el objetivo de estabilizar las celdas y el terreno.

A mediados de agosto pasado la Anla denegó una nueva solicitud de prórroga por 26 meses más para operar El Carrasco, en el marco de un proyecto que fue presentado por la Empresa de Aseo de Bucaramanga, Emab.

“La Anla, con base en la información suministrada por la Emab, determinó técnicamente que el predio El Carrasco se encontraba estabilizado al 15 de agosto de 2021, y que cualquier actividad de disposición adicional corresponde a un proyecto, obra o actividad distinta a la recuperación ambiental con fines de estabilidad, escapando de la competencia de esa autoridad (Anla) pronunciarse sobre la posibilidad de autorizar volúmenes de disposición adicional con fines distintos a su recuperación y estabilidad”, dejó en claro el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Es preciso informar que, ante el cierre definitivo de El Carrasco ordenado por la justicia, el 14 de agosto pasado el Alcalde de Bucaramanga decretó calamidad pública durante seis meses y desde dicha fecha se continúa con la disposición allí.

El plan inmediato de las autoridades locales es gestionar un visto bueno al proyecto planteado por la Emab, entidad que presentó estudios técnicos en los que se demostró que el relleno podría recibir otros cerca de 733 mil metros cúbicos adicionales de residuos, conforme con lo precisado.

Es decir, la posibilidad de una prórroga o plazo adicional para actividades en El Carrasco ahora está ‘en manos’ de la Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, como parte de sus funciones de control y verificación.

Tratamos de obtener pronunciamientos por parte de la CDMB y de la Gerencia de la Emab, pero hasta el cierre de la presente edición de Vanguardia no hubo ninguna respuesta oficial.

14 Procesos sancionatorios

En estos momentos hay 14 expedientes sancionatorios activos contra la Emab, debido a diversas desatenciones y fallas cometidas en el manejo de El Carrasco. Tales procesos se iniciaron entre 2017 y 2021.

Una de las presuntas faltas más alarmantes se advirtió en octubre de 2019. La Anla ordenó una investigación sancionatoria por “descarga directa de lixiviados provenientes de los pondajes en la quebrada El Carrasco y por almacenar lixiviados en la antigua planta de tratamiento de lixiviados”.

De hecho, una de las dificultades que existen en el relleno sanitario es que en ciertas zonas hay problemas con la conducción y los ductos de los lixiviados, lo cual obliga a realizar otro tipo de tareas para su tratamiento, como la extracción forzada.

“En el sitio de disposición se deberá continuar con el manejo de los lixiviados y gases en la celda 4 a través de diferentes métodos, incluyendo la extracción forzada y la instalación de chimeneas en las zonas que así lo requieran, pues ello garantiza que las condiciones que hasta ahora se han exhibido en el sitio de disposición posterior a la contingencia del año 2018 se mantengan”, advirtió la Anla.

Estos expedientes y procesos de sanción serán entregados a la CDMB. En la Resolución 1036 de 2021 se realizan varias recomendaciones y advertencias a dicha Corporación, con miras a mantener la estabilidad de El Carrasco y su correcto funcionamiento.

“Lo dispuesto en el presente acto administrativo no contraría ni modifica las órdenes judiciales impuestas”, dejó en claro el Ministerio de Ambiente en el reciente acto administrativo que restituyó funciones a la CDMB.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias