fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Barranqueño lleva cinco días desaparecido en Puerto Berrío

Lo último que se sabe de Andrés Arévalo es que estaba departiendo en un bar de Puerto Berrío después de haber terminado su jornada laboral./Foto: Suministrada.

Judicial

Barranqueño lleva cinco días desaparecido en Puerto Berrío

Una familia barrameja ha vivido largos días de zozobra por no tener ninguna pista sobre el paradero de Anderson Andrés Arévalo Ramírez, quien desapareció desde la noche del sábado.

Arévalo Estaba en Puerto Berrío, Antioquia, donde trabaja como conductor de un carro tanque.

Lo último que se supo de Arévalo es que esa noche se encontraba en un bar del pueblo. Después de un largo y arduo día de trabajo se fue a tomar unas cervezas.

Yessica Navas, su esposa, manifestó que tres horas antes de desaparecer, había retirado $300 mil de su cuenta bancaria, y desde entonces no se han registrado más transacciones.

“Llevaba 20 días laborando en Puerto Berrío, transportaba agua para un proyecto vial».

“Mi papá fue el último que tuvo contacto con él por llamada telefónica a las 10:00 de la noche”, relató Julieth Quijano, hermana de Arévalo.

Desde el domingo, padres y hermanos llegaron a Puerto Berrío para buscar a Anderson. Nadie les ha dado razón, solo saben que fue visto a la salida de un local pidiendo indicaciones para llegar a un lugar.

Una luz de esperanza

En Barranca alguien avisó a los familiares que vieron a una persona con similares características a las del Anderson, deambulando por las calles del Centro del Puerto Petrolero.

La angustia no les ha dejado ‘pegar ojo’ al no saber en qué condiciones está Anderson Ramírez. Vecinos y comunidad del barrio Minas del Paraíso, donde reside la familia, han apoyado las labores de búsqueda por todo el pueblo.

Arévalo Ramírez tiene 30 años, es padre de dos hijos menores de edad. Entre sus  características físicas está que mide 1.75 cm, delgado, color de piel mestiza, cabello corto con entradas frontales, barba semipoblada en candado.

Tiene un tatuaje de una perra rottweiler en la pierna izquierda y un tatuaje con las letras ANDY en la parte interna del brazo derecho. La noche que desapareció  vestía pantaloneta verde militar, camiseta mostaza y llevaba consigo un morral diagonal.

“Estamos desesperados sin saber nada. No sabemos si lo drogaron por robarlo y está perdido, divagando por las calles tratando de llegar a casa”, agregó afligida su hermana.

Si tiene información que pueda ser de utilidad para encontrar al hombre, puede comunicarse al celular 305-317-1211.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Seguir leyendo

Más de Judicial

Arriba