Publicidad

Un día después de cumplir años, murió el abuelito arrollado por una motocicleta en Floridablanca

El pasado domingo, el adulto mayor, víctima de un accidente de tránsito, cumplió sus 77 años de edad. Un día después murió por la gravedad de las heridas ocasionadas por una motocicleta en una vía principal de Floridablanca.

Hay dolor en el hogar de Alfredo de Jesús Ortega Bastida, un adulto mayor de 77 años de edad que el pasado 24 de diciembre fue arrollado por una motocicleta mientras atravesaba la calle principal del barrio Villabel de Floridablanca.

Tras permanecer 20 días en delicado estado en el Hospital Universitario de Santander, HUS, falleció en la tarde de este lunes 12 de febrero.

Lo más triste para esta familia, según lo cuenta Marcelis Alejandra Ortega, nieta de Alfredo de Jesús, fue que el domingo cumplió los 77 años de edad y un día después murió.

“Han sido dos fecha muy difíciles para nosotros, a él lo accidentaron en la Navidad y murió para su cumpleaños. No ha habido celebración sino llanto para nosotros”, señaló la desconsolada mujer que desde hace dos años llegó de Venezuela para radicarse en Colombia.

Así fue el accidente

El accidente ocurrió el pasado 24 de diciembre cuando el adulto mayor pasaba con su bisnieto, de dos años de edad, la calle principal del barrio Villabel.

Salieron de la casa, de la nieta del adulto mayor y madre del pequeño, a dar una vuelta por el barrio y ya regresaban para pasar la Nochebuena.

Pero un motociclista, a las 7:51 de la noche, los arrolló cuando pasaban la vía. La culpabilidad está por establecer, pero en el video de una cámara de seguridad se registra que el conductor de la moto iba en exceso de velocidad.

Al partir de ese momento inició todo un ‘viacrucis’ para esta familia migrante. Alfredo de Jesús permaneció en coma por 20 días hasta fallecer en las últimas horas.

El niño fue operado exitosamente de su ojo derecho y los gastos médicos de su operación y de sus medicamentos los han tenido que asumir sus familiares.

“Una crema cuesta más de 160 mil pesos y los médicos le han formulado varios medicamentos que tenemos que comprar nosotros”, señaló la madre.

Para completar el drama de esta familia, la moto que ocasionó el accidente no contaba con Soat ni tecnomecánica. La clínica en la que estaba internado el niño de dos años de edad les advirtió sobre un posible fraude en el ingreso de la documentación del Soat.

Al parecer, cuando el niño fue admitido en el centro hospitalario, algún familiar del motociclista habría dado datos erróneos del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, Soat.

“Inscribieron a mi hijo con los datos de otra motocicleta, que no era la que estaba involucrada en el accidente”, añadió Marcelis.

Cuando la clínica se dio cuenta del fraude, le anunció a la familia que debía hacerse cargo de los costos pues el Soat era el seguro que financiaba la estadía de su bebé.

“Tuvimos que ir a una Notaría para dejar escrito que nosotros no tuvimos que ver con el ingreso de mi hijo. Fueron otras personas las que hicieron ese trámite”, aseguró.

¿Y el motociclista?

Según la información ofrecida por la familia, el motociclista es un joven de 20 años de edad que también reside en el barrio Villabel. La investigación fue trasladada a la Fiscalía donde ahora iniciará un nuevo proceso por la muerte del adulto mayor.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad