fbpx
Connect with us

Q'hubo Bucaramanga

Los sueños de Álvaro García se quedaron en La Fortuna

Judicial

Los sueños de Álvaro García se quedaron en La Fortuna

El gran sueño de vida que tenía Álvaro Enrique García Domínguez a sus 22 años, era llevar al altar al amor de su vida, a la madre de su pequeño hijo pero una fatalidad truncó sus ilusiones. Una aparente imprudencia vial le costó la vida.

El gran sueño de vida que tenía Álvaro Enrique García Domínguez a sus 22 años, era llevar al altar al amor de su vida, a la madre de su pequeño hijo.

Ya se habían comprometido así que García trabajaba como mensajero para sostener a su familia y ahorrar para la boda. Pero una fatalidad truncó sus ilusiones.

Ayer, hacia las 7:50 de la mañana cuando se movilizaba en su motocicleta de placas JSA32F por la vía Barrancabermeja-Bucaramanga, habría cometido una imprudencia que le costó la vida.

Por adelantar en sentido contrario, Enrique se encontró de frente con una volqueta de placas SZU-507 que se dirigía hacia el ‘Puerto Petrolero’.

La fatal maniobra lo dejó debajo de las llantas delanteras de aquella ‘mole’.

Su pierna izquierda quedó destrozada y sufrió múltiples traumas por el impacto.

Paramédicos de la Concesión de la Ruta del Cacao acudieron en su ayuda, pero estaba inmóvil. Aunque cuando revisaron sus signos vitales percibieron que aún tenía pulso.

Entonces lo trasladaron al Hospital San Juan de Dios de Lebrija, pero la gravedad de las heridas no tuvieron reparo, murió cuando recibía atención médica.

El funesto hecho destrozó a la familia García Domínguez. Álvaro era el menor de cuatro hijos. Vivía con sus padres, sus hermanos, su mujer y su bebé en el barrio Paseo del Puente 2 de Piedecuesta.

Todos estaban ilusionados con la unión matrimonial que Álvaro ya les había anunciado.

De su corta existencia recordarán sus virtudes, la entrega con la que asumía sus responsabilidades y el amor incondicional que tenía por su hijo.

“Él fue mi amigo de infancia, creció conmigo y estudió conmigo, siempre transmitía alegría. Era un excelente padre.”, expresó un amigo.

Su pequeño crecerá sabiendo que su papá luchaba por darle el hogar que se merecía. Su compañera supo que cumplió su promesa de amarla eternamente.

Más de Judicial

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias