fbpx
Síguenos en redes

Q'hubo Bucaramanga

Subteniente murió de un disparo en batallón de Facatativá

Colombia

Subteniente murió de un disparo en batallón de Facatativá

Una tragedia ocurrió al interior del Batallón de Infantería No.38 Miguel Antonio Caro, ubicado en el municipio de Facatativá (Cundinamarca). Un subteniente al parecer se disparó por accidente.

En hechos que son materia de investigación, el subteniente Édgar Geovanny Delgado Guerrero perdió la vida tras haber sido impactado de un disparo al interior de un alojamiento de este batallón.

De este caso, otro subteniente fue capturado y se encuentra bajo custodia de las autoridades a la espera de que se esclarezcan los hechos y se defina su situación judicial, debido a que, se presume, le habría disparado de manera accidental a su compañero.

“Lo que hemos podido establecer es que estaban finalizando el turno y estaban manipulando el arma de fuego de una manera inapropiada. Estamos investigando si se trató de un accidente o si ellos habrían tenido algún tipo de altercado”, le dijo ayer a Q’HUBO la Policía de Cundinamarca.

Al uniformado Delgado Guerrero no lo alcanzaron a trasladar a un centro asistencial debido a la gravedad del disparo que recibió en el pecho.

Fatídica mañana en el batallón…
Eran las 8 de la mañana de ayer, cuando los subtenientes estaban departiendo en una habitación minutos después de que hubiera entregado el turno de guardia que habían hecho la noche del martes y durante la madrugada de ayer.

Dicen que Édgar, quien tenía 24 años, era el comandante del tercer pelotón en el batallón Miguel Antonio Caro. No había tenido problemas con nadie y se desconoce si el subteniente que le disparó estaba midiendo el peligro de manipular el arma cargada.

“El subteniente de 21 años tenía el arma, el cual no debía estar cargada ni tenerla manipulando cuando ya no se encontraba de turno. Se encuentran los dos solos en uno de los alojamientos y se escucha el disparo. Lo que dicen es que estaban jugando, que todo se trató de un accidente porque ninguno sabía que estaba cargada”, manifestó una persona que conoció el caso.

El disparo alertó a los demás uniformados, quienes ya se encontraban entrenando y realizando sus labores diarias. De inmediato todos corrieron hacia el lugar de donde provino la detonación y se encontraron con que Delgado yacía boca arriba en el suelo y a pocos metros su compañero tenía el arma en sus manos. Observaba consternado lo ocurrido.

Entre todos intentaron brindarle los primeros auxilios al subteniente, pero este ya estaba sin signos vitales, por lo que procedieron a acordonar la escena y a esperar que llegara el cuerpo de criminalística a realizar la inspección.

Al cierre de esta edición, el batallón permanecía consternado con lo ocurrido la mañana de ayer y a la expectativa de lo que puede ocurrir con el otro uniformado que apretó el gatillo.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.

Más de Colombia

Arriba
Activa nuestras notificaciones    Aceptar No, gracias