Publicidad

Desalmado asesinó a su expareja frente a su propia hija

Estefanía Franco Daraviña, de 30 años, fue apuñalada por su pareja, y delante de su hija, luego de que este mismo sujeto le festejara el Día de la Madre, en Bogotá.

Tan solo unas horas después de que la pareja de Estefanía Franco Daraviña le celebrara el Día de la Madre, el mismo hombre, identificado como M. Leguizamón, la asesinó frente a una de sus hijas.

La desolación y tristeza por este acto tan infame recorren las calles y torres del conjunto La Alegría IV, ubicado en el barrio Prado Vegas del vecino municipio de Soacha, en la calle 15 con carrera 19 B, Bogotá, donde se perpetró este feminicidio en las primeras horas de ayer.

Estefanía, madre de dos niñas (de 3 y 10 años), fruto de una relación de 11 años con el hombre que le arrebató la vida, falleció en el Hospital Mario Gaitán Yanguas, después de sostener una riña con quien alguna vez le juró amor eterno.

“La verdad es que desde hace ocho años estaban teniendo problemas. Él la había agredido varias veces, la maltrataba verbalmente y hasta una vez dañó toda su ropa con un cuchillo. Era muy posesivo, pero mi hermana no lo dejaba para que las niñas tuvieran a su papá. Creo que él la tenía amenazada para que no lo dejara”, señaló el hermano de la víctima.

Macabro final en la torre 23

La noche del sábado, Estefanía (30 años) salió junto a su pareja del apartamento donde vivían. Se dirigieron a un bar cercano donde, aparentemente, la pareja pasó una velada romántica, durante la cual la joven madre, incluso, compartió en sus redes sociales lo especial que este hombre la hizo sentir horas antes de que la tragedia se desatara en el interior de su hogar.

Regresaron al apartamento, donde dormían sus hijas, y en la madrugada del domingo, poco después de entrar, comenzaron a escucharse los gritos.

“Eran las 2:50 a. m. cuando los lamentos de la muchacha aterraron a todos en el conjunto. Esa pelea duró como 10 minutos, hasta que los gritos cesaron y entendimos que algo malo había pasado. Poco después, el vigilante subió y, según dicen, vio a la hija de la pareja bajando las escaleras pidiendo ayuda porque su mamá estaba tirada en la sala del apartamento”, comentó un testigo.

Por ahora, se desconocen los motivos de la riña, pero se sabe que se desató el infierno apenas llegaron a la vivienda.

“Al parecer, él le pegó a mi hermana en medio del altercado. Lo que nos dijeron las autoridades es que ella había fallecido de tres puñaladas que él le dio en el cuello. No sabemos por qué pasó esto, pero mi hermana había intentado dejar a ese hombre varias veces. Luego de la agresión, los vecinos llevaron a mi hermana al hospital Mario Gaitán Yanguas, donde falleció”, agregó el hermano de la víctima.

Tras el ataque, varios vecinos llevaron a la joven en un taxi al centro médico, donde falleció mientras le informaban a la familia sobre el despiadado ataque.

“Mi hermana era trabajadora y muy responsable, trabajaba en la Secretaría Distrital de Ambiente y ella era la dueña del apartamento. No merecía morir de esa manera y más sabiendo que ella era la que mantenía la vivienda y todo, porque ese tipo no le aportaba en nada”.

Esperamos que capturen a ese hombre y que pague por lo que hizo, porque mi hermana no merecía acabar así, y menos por culpa de ese tipo”, concluyó el familiar de Estefanía.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,140SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad