Publicidad

Los extraños detalles que rodean la muerte del colombiano que duró 53 días desaparecido en Canadá

El 9 de diciembre, la señal de alerta sobre su desaparición habría llegado luego de que el joven perdiera comunicación con la madre de su hija de ocho años, que para entonces estaba en Bucaramanga.

El padre de Óscar David Reyes Lavacude, el colombiano que había sido reportado como desaparecido el 9 de diciembre en Estados Unidos, confirmó el miércoles la trágica noticia: el cuerpo encontrado sin vida el 3 de enero en la Represa de Cleveland (North Vancouver, Canadá) pertenecía a su hijo.

A través de un conmovedor mensaje compartido en sus redes sociales, Jaime Gustavo Reyes anunció el fallecimiento de su hijo de 28 años.

«Hoy es un día triste en lo humano, pero celebramos la vida después de la muerte, somos agradecidos con nuestro amado Jesucristo que nos dejó compartir 28 años con Óscar David y nos ha dejado el corazón lleno de amor y de enseñanzas», expresó el padre.

Desde entonces, los familiares de Óscar no han dejado de expresar emotivos mensajes de despedida y han manifestado su consternación por las extrañas circunstancias en las que ocurrió su fallecimiento.

Los extraños detalles de su desaparición

Según el relato proporcionado por la familia, Óscar David viajó a Canadá con el propósito de estudiar inglés y luego inscribirse en una especialización.

Los extraños detalles que rodean la muerte del colombiano que duró 53 días desaparecido en Canadá

Salió de Colombia el 8 de diciembre y llegó a Vancouver el mismo día, tras un retraso en su escala en México. Se encontró con una amiga en la provincia occidental de Columbia Británica y pasó la noche en un hotel en la ciudad de New Westminster, donde había hecho una reserva para los primeros días en el extranjero.

Sin embargo, el 9 de diciembre, después de salir en la ciudad costera de New Westminster, su rastro se perdió alrededor de las 5 a.m.

Según su familia, ese día, Óscar habría mencionado que se reuniría con una mujer para alquilarle una habitación, pero no hay certeza de que esto haya sucedido.

«Él me mandó un mensaje como a las 7 a.m., donde me decía: ‘Lo amo mucho, que tenga un gran día’, y a las 7:08 ya se desconectó el celular», relató el padre.

Luego de supuestamente dejar el hotel, se perdió cualquier huella de Óscar en sus redes sociales. De hecho, ese mismo 9 de diciembre, la señal de alerta habría llegado luego de que el joven perdiera comunicación con la madre de su hija de ocho años, que para entonces estaba en Bucaramanga.

La desaparición fue reportada a la Policía de New Westminster, y a lo largo de casi dos meses, la familia y las autoridades realizaron búsquedas en Canadá.

El Consulado de Colombia en Vancouver confirmó el hallazgo de la maleta azul de Óscar el 29 de diciembre en la represa de Cleveland. Cuatro días después, se informó del descubrimiento de un cuerpo sin vida en la misma zona.

Se inició un proceso para cotejar pruebas de ADN, pero la muestra del tío paterno de Óscar, enviada desde EE. UU., llegó el 22 de enero. Aunque se esperaba conocer los resultados semanas después, la familia informó que el cotejo con la muestra del padre llegó recientemente.

A pesar de los esfuerzos, la familia de Óscar David Reyes afirma que aún no hay claridad sobre su desaparición y ha iniciado una campaña de recaudación de fondos en la página Gofundme para repatriar su cuerpo, bajo el título «Ayuda a Óscar David a regresar a casa».

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad