Publicidad

‘Papi, no me demoro’, así fueron los últimos minutos con vida de Michel Dayana González, en Cali

Michel Dayana González, de tan solo 14 años de edad, salió de su casa, en Cali, a comprar dulces y desapareció. Tras el reporte de su pérdida, las autoridades hallaron su cuerpo desmembrado y con presuntos indicios de violación.

El pasado jueves, 7 de diciembre, en el barrio Judas de Cali, el padre de Michel Dayana González, de 14 años de edad, la envió a la tienda a hacer unas compras sin pensar que la menor iba a desaparecer y su cuerpo iba a ser hallado desmembrado y con signos de posible violación.

«A su retorno a la residencia, al parecer, fue llevada a este taller engañada», afirmó en las últimas horas el comandante de la Policía de Cali, general Daniel Gualdrón.

Según ha relatado el padre de la menor, Genaro González, sobre las 7:43 de la noche, Michel Dayana salió de su casa a comprar mecato en una tienda del barrio Judas.

“Le había dejado $2.000 como costumbre. Todos los días se los dejaba por debajo de la puerta porque yo me iba a trabajar muy temprano. Ese día le dejé los $2.000 y creo que no los vio, entonces cuando yo llego a la casa los dejo encima del mesón, entonces ella dice ‘esos 2.000 pesos son míos, regálemelos que voy a ir a comprar unos mecatos’, entonces le dije ‘hágale rápido porque tenemos que salir para que se bañe y se cambie’. Me dijo, ‘bueno, papi, no me demoro’, y esa fue la última vez que vi a mi hija”, afirmó el padre.

Tras percatarse que su hija no llegaba, Genaro González dio aviso a las autoridades y empezaron la búsqueda en el barrio.

Hasta un taller de mecánica llego el padre de la menor y en el baño halló sangre y posteriormente el cuerpo de su hija desmembrada.

«Cuando yo entro a un baño que estaba cerrado yo le pego a una patada y lo abro, y veo que hay mucha sangre en el baño. Ahí comenzamos a requisar bien, estaban todas las paredes manchadas y había como los carros golpeados, como que fue una lucha porque ella luchó antes de que él le hiciera daño, luchó bastante con él, porque era una niña con mucha fuerza. Empecé a buscar en unos bultos de neumáticos, maletas, empecé a mover, estaba muy profundo y la Policía nos hizo salir para no contaminar la escena, pero donde yo estaba escarbando estaban las partes de mi hija».

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,610SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad