Publicidad

Familia del barrio Álvarez pintó la fachada de su casa con los colores del Atlético Bucaramanga

El triunfo del Atlético Bucaramanga fue lo que motivó a toda una familia a pintar la fachada de su casa en el barrio Álvarez de color ‘auriverde’.

Los goles de Daniel Mosquera, las asistencias de Fabián Sambueza y las atajadas de Aldair Quintana maravillaron al pequeño Jose Alejandro Méndez Sandoval, quien vive junto a sus padres y abuela en la casa familiar ubicada sobre la carre 38 #32 – 51. 

Jose Alejandro Méndez Sandoval se enamoró del equipo hace un año. Sus jugadores favoritos son Fabián Sambueza y Fredy Hinestroza. / Foto: FELIPE JAIMES LAGOS. 

El fanatismo del pequeño por el equipo ‘Leopardo’ ha hecho que se ponga a la tarea de coleccionar cuanto producto se le ocurra. Desde una alcancía o un pocillo hasta la cobija con que se arropa en las noches y la billetera en la que guarda lo de las ‘onces’. Es más, hasta los peces del hogar lucen el escudo del equipo santandereano. 

La madre de Jose Alejandro, Erika Patricia Sandoval, le dio cuerda al fanatismo de su hijo y la idea de pintar la fachada de la casa salió en un impulso de pasión. “Cuando pedí el permiso a mis padres, ellos me contestaron que si ponía el dinero podía hacerlo ” reveló Sandoval.

Al hacerse con los galones de pintura amarilla y verde, dispuso de la mano de obra proveniente de su tío, Orlando Villamizar. A él le tomó martes y miércoles de la semana pasada cubrir la vieja fachada y agregar arriba de la dirección el escudo del ‘equipo que tiene más aguante’. Ya para la final del pasado 15 de junio, la casa estaba luciendo los colores ‘búcaros’. Aunque a ciertos vecinos no les había gustado el resultado final, la familia siguió firme en su convicción de ver al equipo campeón. 

Quieren compartir su felicidad

La familia Sandoval Villamizar es cliente fiel del periódico de la gente.

La casa es un bien que hace parte de la familia hace más de 70 años, en el lugar nació, se crió y aún vive la actual propietaria, Luz Marina Villamizar, de 69 años y una alegría completamente contagiosa. 

La felicidad por la concesión de la anhelada estrella opacó situaciones difíciles como el padecimiento de cáncer de Sandra Milena Villamizar, hija de Orlando. Por más de dos años, la mujer de 45 años se ha enfrentado a una batalla en la que el sistema de salud le ha jugado sucio y caminando ‘siempre adelante, ni un paso atrás’ le ha hecho frente junto a su hija de 24 años, Luisa Fernanda Villamizar.

Es por eso que el triunfo del equipo de la ‘ciudad bonita’ le ha demostrado a la familia que todo es posible si se hay fe en ello.

Mientras sonaba La Cumbia de los Trapos de fondo, la familia se reunió para agregarle al escudo ‘Leopardo’ aquella anhelada estrella. Ahora invitaron a la plantilla campeona y los distintos entes municipales con el fin de compartir una alegría que tardó 75 años en tocar la puerta de los bumangueses. 

Orlando Villamizar es el autor del cambio de color de la fachada. Él mismo pintó la estrella cuando el equipo se coronó campeón. / Foto: FELIPE JAIMES LAGOS.

Se volvió la ‘nueva moda’ en los barrios de la ciudad

La familia Sandoval Villamizar no fue la única que se vistió de ‘auriverde’. En el barrio Bucaramanga el hogar de Marly Lorena Moreno también cambió de fachada en homenaje al Club Atlético Bucaramanga. Fueron horas de trabajo y el proceso del cambio se puede observar en la red social Facebook. También desde otros barrios como San Francisco y La Joya se reportan remodelaciones inspiradas en el equipo campeón, por lo que puede ser el inicio de una nueva moda en la ciudad. 

Envíenos la foto del cambio de fachada de su hogar.

Redacción: Felipe Jaimes Lagos.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,600SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad