Publicidad

‘Jimmy’ es el leopardo que ‘rugió’ por 30 años en el Alfonso López

Si hay un oficio único en la ciudad ese es el de Jimmy Escobar: el leopardo que anima los partidos del Atlético Bucaramanga.

¿Quién no recuerda la presencia de la mascota del equipo en las fotos oficiales antes de cada partido? 

Es más, probablemente una imagen viva para todo hincha ‘auriverde’ es cuando un leopardo inflable se paseaba saludando a cada una de las tribunas. Sin embargo, lo que se desconoce es el gran legado de quienes portaron el traje y el motivo por el cual no está presente en estos días de gloria.  

‘Leo’ se apellida Escobar

Primer traje, 1980.

La mascota cuyo nombre es Leo ha sido encarnada sólo por cuatro personas: Luis José, Jorge Alberto, César Orlando y Jaime Augusto. Todos hermanos e hinchas empedernidos del equipo de la capital santandereana. 

La familia Escobar Dominguez fue la que se ha encargado de darle vida a la mascota y diseñar el aspecto de esta desde 1978, cuando se presentó por primera vez en el estadio departamental Alfonso López. 

Durante 12 años, el traje se confeccionó únicamente en tela y no contaba con máscara sino que los gestos feroces se realizaban con maquillaje y la creatividad de quien se disfrazaba. A la par que la mascota hizo presencia en la cancha, la familia entera se animó a crear su propio grupo en la tribuna oriental y el cual se hizo llamar “Barra Estrella Canaria”. Empezaron con aproximadamente 15 participantes, todos familiares. A sol de hoy es un grupo grande de más de 30 hinchas que están a punto de cumplir las ‘bodas de oro’ con el equipo bumangués. 

‘Ruge’ fuerte desde 1990

Unas veces vestido de civil y otras con aspecto felino, así son las visitas al estadio de Jaime Augusto Escobar Domínguez hace 34 años. El menor de los cuatro hermanos recibió el disfraz en 1990 y desde entonces se ha convertido en el dueño del personaje.

Son nueve trajes los que ha vestido Jaime, unos de felpa, otros de tela e incluso vistió un inflable que le donó la Cámara de Comercio de Bucaramanga hace más de 7 años.

Jaime junto a su hijo Mathias Escobar.

Jimmy, como lo conocen los hinchas, ha vivido las finales del torneo colombiano, noches de Copa Libertadores de América y también duras jornadas en el ascenso. Contrario a lo que se piensa, su presencia en el estadio es netamente voluntaria y no recibe pago alguno por parte del club. Para él, la mejor paga ha sido el “amor y gratitud de todos los jugadores y aficionados”.

¿Volverá al ‘coloso de la 14’?

Jaime guardó este año el traje de Leo, pero no su amor por el club. De hecho, él sigue asistiendo sagradamente a oriental junto a su familia. 

La decisión de colgar el atuendo en su armario responde a un cábala que surgió este año y que desea cumplir hasta que se consiga la anhelada estrella. Además, el entusiasta animador desea hablar con directivos del club para expresar su compromiso y deseo de generar sonrisas con un nuevo traje el próximo semestre. 

De momento, Leo seguirá en el recuerdo de quienes aman al club tanto como lo ha hecho Jimmy junto a su familia. 

El traje se quedará en la familia

Lao junto a su compañera de cancha, su hija Alejandra Escobar Cuadros.

“Tanto mis hermanos como yo esperamos que esta gran tradición que viene desde mis abuelos pueda durar muchos años. Mi hija, Alejandra, se ha convertido en la compañera fiel de Leo, ella es tan fanática como yo. Pero quien ya expresó su deseo de vestirse como papá es mi hijo menor Mathias Escobar” reveló Jimmy, quien se mantiene en su deseo de portar el traje hasta que crezca el ‘Leopardito’.

Redacción: Felipe Jaimes Lagos.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
5,290SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad