Publicidad

Advierten que río Sogamoso ‘agoniza’ en Santander

Según las comunidades, una de las fuentes de agua más icónicas de Santander ‘agoniza’, a raíz de varias problemáticas que la tienen al borde de la sequía. Este río pasó de una caudalosa corriente a ‘hilo’ de agua.

La unión de las aguas de los ríos Chicamocha y Suárez, que atraviesan a Santander, conforman uno de los ríos más importantes para la economía de Santander, el Sogamoso. Además de ser un reservorio importante de peces, sus aguas también sirven para regar plantaciones de plátano, yuca y frutales. Asimismo, el río es el principal ‘motor’ de la hidroeléctrica de Hidrosogamoso.

Debido a su riqueza natural, a lo largo de su cauce, comunidades de pescadores establecieron varios puertos para realizar su actividad como El Tablazo, Puente de la Cascajera, Puerto Cayumba, Puente Sogamoso, El Pedral y hasta la ciénaga del Llanito.

Sin embargo, desde hace cerca de una década, los niveles del río han venido disminuyendo de manera considerable y con ello también se desmejoraron las actividades pesqueras y la riqueza natural del ecosistema.

‘Síntomas’ preocupantes

Henry Amaya es un habitante del sector de La Cascajera de Sabana de Torres, a orillas del Sogamoso.

Este hombre se dedicaba desde hace muchos años al oficio de la pesca con atarraya y canoa, sin embargo, la reducción de peces en el afluente le hizo abandonar dicha labor.

“Me tocó dejar el negocio del pescado e irme a labrar la tierra. Siembro plátano, yuca y papaya porque la pesca no da. Los pescadores se están acabando en esta zona”, afirmó el labriego.

Amaya Pérez agregó que los niveles del agua son preocupantes. “Esta era la hora para que el pescado tuviera más agua para ir a desovar. Lo que vemos es un paisaje de barro. Si el pescado no realiza su reproducción pronto la incubada se puede dañar”.

El hombre indicó que aunque han habido lluvias esporádicas, el nivel del agua no se aumenta.

Otro de los indicadores que no es nada alentador es el del puente Gómez Ortiz, ubicado en jurisdicción de Zapatoca.

Hasta allí llegó un reportero gráfico de Vanguardia y evidenció la sedimentación del terreno y la escasa agua que por allí circula.

Según la comunidad, el caudaloso río habría disminuido su nivel en cerca de 12 metros y sobre su superficie se formaron playas sobre las que se puede caminar sin dificultad.

De acuerdo con el alcalde de Zapatoca, Jesús Antonio Acevedo, las altas temperaturas secaron el río y a su vez se llenó de lodo. “Esto ya es un ‘hilo de agua’. El causal se perdió. A futuro se deberá dragar ese lodo para darle esperanza al río”, indicó AcevedoSolano.

El mandatario local expresó que “la subienda de pescado ya no es igual. Esta es la ‘cola’ de la represa de Hidrosogamoso y desde que Isagén puso esa pared de cemento los peces no llegan por aquí. En la represa se adelanta la siembra de alevinos, pero por quí la empresa nos tiene olvidados”.

El alcalde hizo un llamado a las autoridades para que vuelvan sus ojos al río porque, además, “el tema turístico se podría afectar. Fuimos catalogados entre los destinos turísticos más atractivos del mundo y para los visitantes es parada obligada la foto en el puente Gómez Ortiz. El paisaje así pierde su belleza”.

A su turno, Róbinson Pérez, líder comunal y comerciante de la vereda Lisboa deLebrija, indicó que los bajos niveles en la represa han disminuido la cantidad de visitantes.

“Ya casi no baja a gente a bañarse o a pasear en el río porque no hay agua. Soy comerciante de lácteos y el turismo ayuda a acrecentar las ventas”, agregó.

El comerciante advirtió que el comercio de pescado en este sector también se afectó ya que en algunos sectores no había pescado y, aguas abajo, se denunció que los pocos ejemplares que se reprodujeron les tocó crecer en agua estancada y con mal olor.

Se estima que cerca de 75 kilómetros del río Sogamoso estarían afectados por la sequía.

Bajos niveles en ríos de Santander

Varios afluentes hídricos de Santander perdieron su imponencia por cuenta de las altas temperaturas de este año.

La sequía que azota al Sogamoso se repite en afluentes como el río Lebrija, el Magdalena y el Opón, en donde el nivel del agua decreció de manera evidente.

Según el jefe de la Oficina de Gestión de Riesgo de Santander, Eduard Sánchez, producto de las altas temperaturas se generó la sequía en estos ríos. Además se reportó afectación a peces y otras especies que se alimentan de los ríos y desabastecimiento en varios municipios de Santander.

Aunque durante los últimos días se registraron lluvias, el funcionario dijo que estas han sido esporádicas y no han sido suficientes para que los afluentes recuperen su nivel.

“Hacemos un llamado al uso racional del agua y a evitar quemas”, indicó Sánchez.

No obstante, el funcionario advirtió que durante esta temporada se prevén lluvias sectoriales y moderadas en el norte y sur de Santander. “Es importante que la comunidad esté alerta ante posibles aumentos en los niveles de los ríos y quebradas”, advirtió.

Cabe recordar que varios municipios de Santander declararon la calamidad pública por falta de agua y el siministro del líquido debe hacerse a través de carrotanques. Entre las poblaciones afectadas están Los Santos, Barichara, San Benito, Güepsa, Barbosa, Puente Nacional y Guapotá.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,870SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad