Publicidad

¡El bolsillo se aprieta! Preparar una hamburguesa en Bucaramanga cuesta 24% más que hace un año

La inflación ha golpeado de manera directa al sector de restaurantes, en especial a los de comidas rápidas. Vanguardia evidencia cómo el alza de precios encareció salir a comer hamburguesas. Preparar hoy una hamburguesa sencilla es 24,88 % más caro que hace un año en Bucaramanga.

Preparar hoy una hamburguesa sencilla es 24,88 % más caro que hace un año en Bucaramanga. Esto es producto del incremento generalizado de los precios de los alimentos por cuenta de la inflación que vive Colombia, que día a día golpea el bolsillo de las familias.

Para llegar ese porcentaje, Vanguardia usó el sistema de precios del Dane, conocido como Sipsa, y comparó los precios de la semana del 4 al 10 de marzo del 2023 con la del 2022. Los artículos que se tomaron como referencia para dicha preparación fueron: pan, tomate, cebolla, lechuga, carne, jamón y quesillo, sin contar con las salsas y bebidas.

Por ejemplo, el artículo que más se encareció en el último año fue el pan de hamburguesa, con un alza del 58,96 %. A este le sigue la lechuga con un aumento del 33,33 % y la carne para moler con una subida del 26,99 %. Por su parte, la cebolla cabezona registró una caída del -7,91 %.

Estas variaciones de precios se reflejan en los valores finales de los restaurantes, que han tenido que aumentarlos en sus cartas y menús para mantener la rentabilidad del negocio.

Y es que estas alzas impactan tanto a los restauranteros de comidas rápidas como a los usuarios que salen a comer por fuera de casa.

Aún más en Bucaramanga, una ciudad que se destaca por tener las mejores hamburguesas del país por su sazón, carne al punto y las salsas como tártara y la piña. De esto dan cuenta cientos de negocios de venta de comida rápida, como Los 3 Elefantes, El Garaje, Pao Pao, Perro Loco y La Perrada de Chunga.

De febrero

¿Por qué la vida está cara? En el reporte del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de febrero, el Dane evidenció que la subida de precios en restaurantes, arriendos y matrículas tienen al alza el costo de vida de los colombianos.

Por ejemplo, el comportamiento anual de la inflación se explicó principalmente por el incremento observado en alimentos y bebidas no alcohólicas (24,14 %) y restaurantes y hoteles (18,77 %), para una variación anual del IPC en febrero del 13,28 %.

A pesar de estas alzas, Laura Peña, economista de Bbva Research para Colombia, precisó que la inflación de alimentos se desaceleró en febrero, es decir, 206 puntos básicos por debajo de enero. Asimismo, los productos perecederos volvieron a tener un papel protagónico en este descenso.

¿Cómo se ve esto en el bolsillo? Camilo Herrera, director de la firma Raddar, mencionó que comer por fuera de la casa se ha encarecido en el último año por el orden del 18,8 %, a febrero de 2023.

Qué dicen los restaurantes
Al inicio de este año, restaurantes en Santander manifestaron su preocupación porque están en crisis por culpa de la inflación y los sobrecostos de insumos y la materia prima.

La Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica (Acodrés) Capítulo Santander reveló que el gremio viene afectado por el alza de precios en alimentos del 31 %.

“Los restaurantes desde enero de 2022 a hoy han subido en promedio seis veces, el tema del incremento de la inflación es una realidad para todos, dado que todos hacen mercado o al menos ponen dinero para comprarlo. En alimentos está por el 31 % y hay casos especiales como los lácteos y las grasas que han subido mas del 100 %”, explicó el gremio.

Estos aumentos, para los empresarios de este sector, no se han podido llevar en la misma proporción al precio final del consumidor, ya que sería desbordado, ocasionando la disminución de las ventas e ingresos.

Para Acodrés, esto ha puesto en ‘jaque’ la rentabilidad de los restaurantes y muchos de estos negocios están trabajando con baja rentabilidad o pocas ganancias.

Un reporte realizado por Cluvi y Acodres reveló que los restaurantes subieron sus precios 19 % durante 2022 por cuenta del alza en la inflación y el cambio constante de los costos de las materias primas. En esa línea, el 2023 registra unos aumentos superiores a 14,5 % en los precios.

Carlos Hernández, gerente comercial de Sal y Perrea Hamburguesería, afirmó que desde octubre y noviembre del 2022 se han registrado alzas constantes en los insumos por sus proveedores, “que nos ha generado una incertidumbre terrible, insumos que han subido hasta un 90 % en menos de seis meses”.

Adicionalmente, según Hernández, el cambio de año fue otro impulso para el aumento de los insumos, sin contar que en el primer trimestre las ventas bajaron de manera considerable.

“Tanto nuestra hamburguesería como los demás negocios seguimos trabajando día a día para cumplirle a nuestros clientes siempre, conservando la calidad y sobrellevando la inflación con precios justos”, dijo el empresario.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,670SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad