Publicidad

Los altos costos tienen a los bumangueses comprando poquito y caro

Las presiones económicas estarían afectando la cantidad de productos disponibles para la venta y por ende, el precio de estos.

La escasez de productos por la ola invernal y la presión del dólar en los insumos, está afectando los precios en la Plaza de San Francisco, que se caracteriza por vender productos directamente del campo.

Aunque esta plaza sigue siendo la más económica, según sus clientes, la inflación los tiene preocupados.

“Los alimentos están subiendo casi semanalmente. Lo que yo hago es hacer rendir el mercado que llevo, y eso que esta es la plaza más económica de la ciudad”, señaló Vicky Cardozo, una ciudadana que ha recorrido los principales acopios de mercado en Bucaramanga y área metropolitana en búsqueda de buenos precios.

Aunque este sitio se libere de algunos costos de intermediarios que afrontan las tiendas de barrio, lo cierto es que las presiones económicas del campesino también estarían afectando la cantidad de productos disponibles para la venta y por ende, el precio de estos.

José Vicente Mendoza, uno de los vendedores de legumbres de esta plaza, señaló que las verduras y los tubérculos han tenido un alza considerable durante las últimas semanas, a raíz del costo de las producciones y también del transporte.

“Todo está muy caro. La gasolina sube y el transporte de la mercancía nos afecta directamente a nosotros. El banano y el maduro, nuevamente, aumentaron de precio y casi no se está vendiendo. Lo mismo que el tomate y la cebolla”, agregó Mendoza.

Según él, los vendedores están comprando la mitad de lo que adquirían. “Yo siempre compraba una canastilla de tomate, de pimentón, de maracuyá. Ahora traigo media”, dijo.

La papa, nuevamente al alza

Juana Ortiz, quien lleva más de 40 años vendiendo en esta plaza, señaló que la papa ha aumentado su valor en un 66%. “El bulto uno lo conseguía hace un mes y medio en 60.000 pesos, ahora está en 100.000”, aseguró.

Esta situación ha obligado a doña Juana a vender la papa, mínimo, en 1.200 la libra. “Antes las personas encontraban una libra de papa en 700 pesos”, añadió.

Las menudencias, una alternativa económica

“Con esta subida de precios, al que no le gustaba la sopa de menudencias, ahora sí se la toma”, dice Claudia, la vendedora de este producto en la plaza de San Francisco.

El aumento del precio del pollo, en el último mes, ha propiciado que las personas opten por comprar el paquetico de menudencias, que les sale económico y les permite adquirir más productos.

Una libra de menudencias les cuesta solo 4.500 pesos, por lo que es una de las opciones para quienes cuentan con un menor presupuesto para comprar las tres comidas del día.

Todavía hay corrientazo a 10 mil pesos

Liliana Valbuena, conocida como ‘Chavita’, quien ha vendido durante más de 15 años almuerzos y platos típicos en esta plaza, todavía vende corrientazo a 10.000 pesos. Aunque en varias zonas de la ciudad, este plato ya ronde los 14.000 pesos, este restaurante ofrece al cliente un menú variado y también amable al bolsillo en tiempos de recesión económica. “La carestía de los alimentos ha hecho que algunas personas opten por cocinar en la casa, aún así tenemos nuestros clientes quienes nos prefieren por nuestra calidad», agregó ‘Chavita’.

Por otro lado, esta mujer señala que comer en la plaza sigue siendo toda una experiencia gastronómica, con platos como el sancocho de viagra, la chanfaina y el pichón.

Agregue a Q'hubo Bucaramanga a sus fuentes de información favoritas en Google Noticias aquí.
Publicidad

Otros artículos

Síguenos

0SeguidoresSeguir
4,304SeguidoresSeguir
4,890SuscriptoresSuscribirte
Publicidad

Últimos artículos

Publicidad
Publicidad